lunes, 25 de abril de 2011

Estambul en la retina

Estambul en la retina... Y ahí permanecerá seguro durante un tiempo. Todos los viajes alteran nuestra percepción del mundo y éste no ha sido diferente. Aunque haya vivido casi exclusivamente el Estambul de los turistas y no me haya acercado ni a los imponentes rascacielos que se vislumbran más allá de la plaza Taskim, ni a los suburbios de la orilla asiática, desde el centro de la historia de Grecia, Roma, Bizancio y el imperio otomano, algo se impregna de la Turquía actual.

El viaje me ha dejado una semana sin internet, ¡todo lo que me he perdido, seguramente! pero sin duda ha sido bueno para mi salud mental, como también lo es convivir con alguien (Nina es una estupenda compañera de viaje) durante una semana 24 sobre 24 horas.

Importante ejercicio sino quiero convertirme en un ser completamente asocial. Es muy difícil para mí en estos momentos prescindir, aunque sea por pocos días, de mi espacio de intimidad y soledad en el que estoy tan a gusto y aunque reconozco que la convivencia es imprescindible para el equilibrio mental, lo único que añoro cuando estoy fuera de mi casa de viaje es la soledad y los momentos de concentración silenciosa con un libro en las manos, frente a una pantalla o escribiendo.

Me gusta, eso sí, deambular por una ciudad casi desconocida y apenas recordada hasta dominarla, hasta entender su lógica, su orden y sus ritmos (tardé tres días, por ejemplo, en descubrir las máquinas expendedoras de fichas (jetons) para el tranvía), sus horarios, sus tabúes y permisividades.

Estambul es una ciudad en cuesta, rampas, repechos, subidas infinitas y por eso es tan fácil sentir/ver/oler el mar, los tres mares que la rodean. La presencia del mar es casi permanente y se trata de un mar habitado, lleno de barcos. Hay momentos en los que parece que hay más tráfico en el mar que en tierra y por la noche el Bósforo y el Mármara se iluminan por una multitud de barcos que van y vienen sin parar nunca.


Recordé mientras cruzábamos el Bósforo hasta la orilla asiática los versos de Espronceda de             La canción del Pirata:

...y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Istambul.


Los azulejos de Topkapi, la grandiosidad de Santa Sofía, la elegancia de la Mezquita Azul y la de Solimán, el placer del baño de espuma en el hamman de Cermenlitas y los mares de Estambul.

domingo, 17 de abril de 2011

El futuro de los departamentos de Recursos Humanos: Gestionar plantillas maduras










Impresiona comparar las pirámides de población en España  desde el 2001 hasta lo que nos traerá el 2050. Una sociedad envejecida y con más del 60% de la población activa en la franja de los 45 a los 59 años: madurescentes en plena transformación personal.

He escrito en este mismo blog varias veces sobre este tema: MADURESCENCIA, la MEDIA EDAD, REINVENTARSE O MORIR, y todo lo que tiene que ver con las visicitudes que nos ha tocado vivir a mis coetáneos de generación.

Vi por primera vez este término: "MADURESCENCIA" , en un artículo de la Harvard Business Rewiew firmado por Dychtwald, Morison y Erickson. Entresaco un par de párrafos:

(...) Bienvenido a la madurescencia. Como la adolescencia, puede ser un tiempo de frustración, confusión y alienación. Pero también puede ser un momento  de autodescubrimiento, de nueva dirección y de nuevos comienzos.
(...) A millones de hombres y mujeres en la mitad de sus carreras les encantaría convertir su desasosiego en energía fresca. Sólo necesitan la ocasión para liberar y canalizar todo su potencial.

Para Erik Erikson la edad adulta media es la séptima etapa de la vida, en la que la gente lucha por encontrar un nuevo significado y propósito para sus vidas.

Y según la WIKIPEDIA: "Se dice que las personas que experimentan una crisis de la mediana edad presentan una o varias de las siguientes tendencias:
  • Búsqueda de un sueño o meta indefinido.
  • Profundo remordimiento por las metas no alcanzadas.
  • Deseo de lograr la sensación de juventud.
  • Necesidad de pasar más tiempo solo o con ciertas compañías.
Y para Germán Eduardo en su estudio sobre la CRISIS: "La vida es un estado de crisis casi permanente apenas interrumpido por lapsos de relativa estabilidad" y en la crisis de la edad madura, la madurescencia sería un estado de "estrés que sufren los adultos de edad media al tener que ayudar, simultáneamente a sus hijos y a sus padres".

Si volvemos a la evolución de la pirámide de edad en España, los Departamentos de Recursos Humanos en un futuro muy cercano, tendrán que centrarse en la gestión de plantillas maduras, en plena revolución personal de redefinición de sus valores personales, su objetivos vitales y sus expectativas de futuro. Y la verdad es que nos ha pillado bastante desprevenidos. Hemos estudiado hasta la saciedad la incorporación al trabajo de las generaciones más jóvenes, el análisis competencial de los más jóvenes y los diseños de sus carreras profesionales. Incluso hemos dedicado tiempo a preparar para la jubilación a generaciones que cada vez se jubilarán más tarde y que en realidad tendríamos que preparar para alargar su vida laboral unos 20 años más.



Siguiendo con el estudio de Germán Eduardo y las etapas de Erikson, la crisis de la edad madura, la madurescencia puede resolverse de dos maneras:

Generatividad versus estancamiento:

Generatividad: Apoyo a las nuevas generaciones. Producción de algo que contribuya a la mejora de la sociedad. Enseñar, instruir, transmitir valores. Reparar, integrar, reconocer las propias limitaciones, aceptación de la muerte.

Estancamiento: Incapacidad de preocuparse por el otro. Metas no realistas. Pseudointimidad. Ensimismamiento. Evitación de la verdad.

Hace ya algunos meses que en las ofertas de empleo de las separatas del domingo de periódicos como El País, aparecen ofertas bajo el epígrafe MAYORES DE 45 y no son precisamente ofertas de empleos no cualificados. Parece que por fin la experiencia puede relacionarse con la eficiencia y que los valores de las generaciones maduras en momentos de tantísimo paro y tantísimo ERE empiezan a tener un peso.

Curiosas son también las conclusiones de la "Investigación sobre la Media Edad" (2008) de la Fundación MacArthur que fecha el inicio de la madurescencia en los 46 años en los hombres y en los 49 en las mujeres. Dos tercios de los participantes en dicha investigación manifiestan que se sienten mucho más jóvenes que su edad cronológica. Todos reconocen el término "crisis de la media edad" pero sólo el 23% ha experimentado esa crisis y manifiesta además que está causada por transiciones importantes en la vida: divorcio, pérdida del trabajo, muerte de un hijo, los padres o un pariente o amigo cercano o por graves problemas financieros.

En este estudio el 50% de las mujeres dijeron no haber tenido los síntomas meno páusicos estándar (sofocos, sudoración, insomnio e irratibilidad) y el 62% vivió la menopàusia como un verdadero alivio.

Y como dice el Dr R.A. Friedman en el NYTimes, la madurescencia se produce en el momento que nos preguntamos:
¿Esto es todo lo que hay?
Y sigue diciendo que hay que admitir que "estoy teniendo una crisis de la mediana edad" suena mucho mejor que "soy un idiota narcisista que tiene una crisis porque me horroriza envejecer".

Algo está cambiando en el envejecimiento de las sociedades del primer mundo. Caerán muchos más tópicos sobre el deterioro y el último tercio del camino...

Por ejemplo: En el informe LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN EN ESPAÑA 2010 de la Fundación Telefónica se hace hincapié en que... "el aumento que se produce en la digitalización de actividades entre 2008 y 2010 es en todos los casos superior entre los ciudadanos de entre 45 y 54 años que en la media de la sociedad..." y ..."En cuanto a la la realización de actividades utilizando Internet, no sólo el segmento entre 45 y 54 años muestra datos superiores a la media, sino que lo mismo ocurre con el segmento de población entre 55 y 64 años."

Y remarca... "Los internautas más maduros son más proclives al uso de Internet móvil"

Torres más altas caerán, sobre todo las que tienen que ver con los prejuicios sobre la efectividad y productividad de los trabajadores maduros y veremos con frecuencia como estos trabajadores abandonan empresas en las que llevan más de 15 años para iniciar su propio proyecto empresarial, emprendedores maduros como los que cita Xavier Marcet.

Será fundamental para los Departamentos de Recursos Humanos retener el talento de estos nuevos "maduros madurescentes" que aúnan a su experiencia las ganas de emprender nuevas aventuras profesionales.

viernes, 8 de abril de 2011

Presentaciones de libros: tres modelos


Esta semana he asistido a varias presentaciones de libros. Cuando inicié mi andadura como profesional independiente, uno de los consejos más reiterados por mis buenos amigos y colegas era: Escribe un libro; sin libro no eres nadie, tu libro no lo comprará casi nadie, pero te dará prestigio y eco social, aumentará tu "caché".

Todavía no me he puesto manos a la obra, esta es una de mis múltiples tareas pendientes no urgentes...

Curiosamente, o no tanto, los tres libros con los que he tenido contacto esta semana tienen que ver con la sociedad del conocimiento y la revolución de internet.
Las tres presentaciones por orden cronológico han sido:

1.- La sociedad de la Ignorancia, Gonçal Mayos y Antoni Brey (eds.), Joan Campàs, Daniel Innerarity, Ferran Ruiz, Marina Subirats.

2.- Aprendizaje Invisible, Cristóbal Cobo, John Moravec, UBe, Col·lecció TransMedia

3.- Está todo por hacer, Pau García-Milà, Plataforma Editorial

En la primer caso, la presentación se realizó en el Ateneu de Barcelona a la manera tradicional: alguno de los autores (4 de 6) intervinieron durante 10 minutos para luego pasar a la ronda de preguntas en la que dos o tres personas suelen desarrollar intervenciones paralelas, desde el auditorio y no desde la mesa, de unos 10 minutos de duración. Asistimos al acto unas 50 personas: público heterogéneo.

El segundo caso trataba de una pre-presentación a una semana del lanzamiento on-line en PDF descargable por la módica cantidad de 5 €. En este caso se trataba de una conferencia (magnífica, por cierto, en la que no paré de tomar notas) de Cristóbal Cobo, autor del libro y profesor universitario, ilustrada con PREZI y plagada de vídeos, presentado y respaldado por su editor, Antonio Ramón Bartolomé Pina, profesor universitario también y clausurado por Hugo Pardo que ha colaborado en múltiples ocasiones con el autor y es a su vez profesor universitario. El acto se celebró en el CEJFE del Departament de Justícia de la Generalitat. Como público seríamos unos 30, mayoritariamente funcionarios.

La tercera presentación la vi desde el sofá de mi casa, en la televisión (un fragmento) zapeando y tropezando con ella por casualidad y en diferido a través de la página de internet de La Sexta. Presentaba Andreu Buenafuente y el autor era entrevistado y luego retransmitido por dos canales en dos franjas horarias diferentes, más la posibilidad de verlo vía web. El enlace de la entrevista me llegó vía Twitter a los pocos minutos de acabar la entrevista en La Sexta2.
















No sé cual de los tres casos llegará a más lectores, lo sospecho nada más. Lo que sí es diferenciador es que la entrevista a Pau García-Milà la puedo ver cuando quiera, compartirla con amigos y clientes, no tengo que desplazarme para verla y puedo debatir sobre su contenido y el del libro en twitter donde ya fue TT (trending topic). La opción de Cristóbal Cobo seguramente es la que logrará mayor difusión del libro, porque en el caso anterior lo que se difundirá más serán los vídeos de las diferentes entrevistas a Pau Garcia-Milà. La edición en PDF es la más barata para el usuario y fácil de distribuir.


Yo me leeré los tres.

domingo, 3 de abril de 2011

GUÍA DE USO DE UNA COMUNIDAD VIRTUAL INTERNA DE UNA ORGANIZACIÓN


Estoy preparando una:
GUÍA DE USO DE UNA COMUNIDAD DIGITAL INTERNA 
para una organización de unos 400 empleados:

Me gustaría que me aportarais sugerencias para mejorarla... GRACIAS

GUÍA DE USO DE UNA COMUNIDAD DIGITAL INTERNA

Los valores que inspiran la comunidad interna de empleados  son:
Predisposición de los empleados a escuchar y a ayudar para ofrecer soluciones.
Transparencia.
Calidad
Corresponsabilidad.
Participación.
Conocimiento interno.

Los usuarios se comprometen:
Todo usuario de la intranet debe respetar la libertad de expresión y de opinión y evitar la censura.
El intercambio de información en la intranet se regula por criterios de verdad, exactitud y objetividad.
Los usuarios de la intranet se comprometen a respetar la intimidad de las personas y la confidencialidad de la información cuando la hubiera.
Los usuarios de la intranet se comprometen a evitar la distribución de material obsceno u ofensivo.
Los usuarios de la intranet se comprometen a no publicar fuera de la intranet ni exportar la información que allí se encuentre.

Consejos de uso:
Identifícate: Explica dónde estás, cuáles son tus funciones y deja claro que los comentarios que haces son comentarios personales. Habla en primera persona.
Argumenta con las ideas. Participa en las conversaciones aportando ideas, no te centres en las personas. Separa hechos de opiniones.
Cita la fuente de todas tus aportaciones.
Cuida tu lenguaje. Piensa antes de publicar.
Sé el primero en corregir tus errores.
Involúcrate y mantente informado. Lee las contribuciones de los demás.
Uso del blog: El objetivo del blog es difundir información relacionada con la actualidad, con un proyecto o un evento de la Organización. Los post deben ser interesantes y dinámicos, que incentiven el debate y que estén relacionados con la actividad de la Organización. Se recomienda una periodicidad de un post cada semana.
Edición de vídeos: (¿) Canal de YouTube de la Organización de uso restringido (¿) Si se edita un vídeo en YouTube no debe vincularse con cuentas de otras redes sociales.
Publicación de fotos: Citar siempre la fuente. En el caso de fotografías de empleados de la Organización, solicitar siempre permiso para su publicación y proteger los derechos de imagen.
Edición en wiki: Corregir cuando se detecten errores.

Cronos y Kairos: ritmo y cadencia del paso de los días

He pasado un día completo sin conectarme a internet desde el ordenador. Y digo desde el ordenador, porque no he podido resistirme a colgar un par de fotos del azulísimo y brillante mar de la mañana de primavera de este sábado en facebook y de retuitear un par de buenas frases... pequeñas concesiones... pero ha sido un día fundamentalmente "desvirtualizado".

Algo extraño..., el día me ha parecido más largo que otros en los que estoy atada al ordenador una media de 6 horas.

Parece que el tiempo en que me sumerjo en la pantalla es tiempo "Kairós", tiempo interior, tiempo de los sueños y del espíritu,  frente al tiempo de este sábado, tiempo "Cronos", tiempo secuencial... : Ir al mercado, hacer la colada, recoger la casa, planchar, cocinar..., tiempo secuencial.

Cuando me sumerjo en la pantalla del ordenador el tiempo cronológico queda suspendido  y entro en el tiempo de la ilusión y la fantasía, en un tiempo que no está fuera de mí misma sino en mi interior. Ese tiempo "suspendido" es el "momento oportuno", se alinean lo que soy con lo que hago.

Es curioso que necesite una pantalla para estar en sintonía conmigo misma. Hace algunos años me bastaba con una libreta, ahora necesito las palabras de otros, no me basta con las mías.

Son tiempos 2.0: necesito de la comunidad, necesito de la cooperación, de la inteligencia colectiva para sentirme aquí y ahora: CARPE DIEM