Redarquía: la trama invisible

Las empresas son jerárquicas, las personas redárquicas.

RedarquíaLauraRosillo

Me veo a menudo con excompañeros de trabajo o con personas a las que he conocido en su entorno laboral, pero me apetece saber más de ellas fuera de él. Intercambiamos opiniones, experiencias, contactos, al margen de que las organizaciones a las que pertenecemos compitan o no entre sí en el mercado.

A diario observo ejemplos de COOPETENCIA, de cooperación entre personas que luchan por el mismo nicho de mercado, lo que enriquece a ambas empresas y a los dos individuos. Muchos de los grupos de Linkedin son un buen ejemplo de este espíritu CO que caracteriza a la sociedad conectada.

Trato con individuos, no con organizaciones.

Incluso en las visitas más comerciales, busco los ojos de mi interlocutor y es en la mirada donde se produce el encuentro o el desencuentro.


elniñointeriorLauraRosillo
Si miro a los ojos puedo ver con facilidad el niño que se esconde agazapado en cada uno de nosotros y descubrir sin esfuerzo la puerta de entrada al corazón de casi todos.

Las miradas huidizas, esquivas, despiertan todas mis alertas, mis prevenciones y entonces procuro no tropezarme con esa mirada porque seguro que hiere.

Mi pequeño mundo ha dejado de serlo desde que he ido tejiendo la red de relaciones que hace innecesario hablar de organizaciones y por fin hablemos de personas. 


organizaciongrisLauraRosillo

Por fin, la diversidad, lo personal, lo individual, lo que me distingue y es la diferencia la que me hermana a los demás. Por fin fuera de los muros de la estandarización, lo uniforme, lo gris.

En mis primeros años en una gran empresa llegué a pensar que sólo yo era diferente. Todos los demás  tenían alrededor de 35 años, estaban casados y tenían uno o dos hijos. Mujer, cuarentona, divorciada y sin hijos: una "rara avis", hasta caer en la cuenta que el estereotipo no era más que la máscara, detrás encontrabas individuos únicos escondidos tras el disfraz gris, no fuera que se vieran las plumas de pavo real, los colores de la diversidad, difuminados entre la masa homogénea que debe parecer una organización.

Tímidamente empiezan a emerger los "diferentes"; fuera corbatas o tacones, fuera uniformes, transformémonos en nodos, puntos de conexión entre desconocidos con intereses comunes: la única manera sensata de liderar hoy.

Nodos, sinapsis, conectores, enlaces, estimuladores, transmisores..., líderes en un mundo conectado y en red.


liderazgoredarquicoLauraRosillo








Entradas populares de este blog

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.