Sentirnos sentidos: el wifi emocional y el smartphone


Imagen: http://www.tuyafm.com/escribir-por-celular-altera-modo-de-caminar-y-pone-en-riesgo-a-los-peatones/google4d8dd7323dfd08b1.html

El crecimiento se acelera con cada generación de conectividad. Javier Creus - Ideas for change

Cuando algo me sale mal, cuando alguien me hace daño, cuando me siento aburrida, cuando estoy enfadada, cuando me siento sola, cuando temo algo, cuando me siento pletórica, cuando algo me sale bien, cuando veo algo curioso..., saco mi smartphone del bolso o del bolsillo y, ya sea en WhatsApp, en Twitter, en Instagram, en Facebook..., busco sentir la compañía de otros.

No espero respuesta, sólo sentirme sentida. Tengo siempre conectada mi wifi emocional, como diría Alberto Barbero

Está Internet lleno de posts que alertan del peligro de estar siempre conectado, que animan a desconectar el móvil y mirar a los ojos de la gente; y yo no puedo estar más de acuerdo. 

Pero apenas nadie aplaude cómo crezco cuando conecto en red, como siembran en mí pensamientos y sentimientos los otros a los que sigo en la red, la proximidad emocional que me proporciona una conversación en Twitter o en Facebook.

He creado potentes vínculos profesionales en Linkedin y me siento parte de una tribu de knowmads que aprenden caminando, que comparten y cocrean en la proximidad de las redes.

En la soledad compartida de un vagón de metro, participo en la asamblea diaria de Twitter y respondo a nuestras comunes inquietudes.

Estoy conectada. Me siento sentida. 

Entradas populares de este blog

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.