#GoldenWorkers de aprendices a aprendientes: #AgeManagement, Ageing Smart

Ave Fénix

"Confía en el tiempo que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades" La Gitanilla, Miguel de Cervantes

Cuando maduras te das cuenta de que no hay respuestas, sólo historias.


Me ha tocado en suerte una época y una generación hecha a los cambios, a las transformaciones rápidas y constantes, de ciclos de  reinvención permanentes que nos hacen vivir varias vidas consecutivas y que pone en cuestión todo lo aprendido y experimentado en el ciclo anterior al presente.

El Ave Fénix debería ser nuestro icono, tantas veces hemos tenido que recomenzar, volver a partir, volver a casa, elevarnos a las alturas o caer en las simas más profundas... ¡tantas veces!

La vida jamás fue lineal, mas bien recuerda a una escalera de caracol en la que, además, es imposible saber si subimos o bajamos.

Y ahora, como otras veces cuando llega el verano, desaparece la prisa, todo se remansa y nos encontramos frente a nuestro viejo yo, aturdido por el ritmo acelerado de la vida cotidiana y al que observamos de reojo, como cuando nos miramos al espejo, sin vernos ni hablarnos, sólo buscando maquinalmente defectos y rastros de la batalla.

Buen momento pues para retomar lo que tuvimos que abandonar o aplazar, impelidos por la urgencia de la supervivencia cotidiana, por esos encargos "alimenticios" que nos apartan momentáneamente de nuestro objetivo.

Sin embargo, no quiero cambiar, quiero enriquecerme en el sentido más amplio de la palabra. Dicen que los trabajadores senior no cambiamos, que somos rígidos e inamovibles. Yo no quiero que me cambien, quiero que me enriquezcan. Quiero que me hagan crecer, ampliar mis horizontes y mis miras. No quiero ser "otro", quiero ser mi mejor yo. 

Las organizaciones deben cambiar por decisión y con la ayuda de sus profesionales que deben enriquecer su trabajo y su vida. Envejecen las organizaciones, las personas evolucionan.

Transformar la organización es el objetivo de los profesionales que conservan intacta su ilusión y su compromiso y es imprescindible para seguir creciendo y desarrollando nuestro talento.

Cambio puede ser sustitución, transformación es crecimiento y conlleva aprendizaje que nos hace más valiosos. Los trabajadores senior somos expertos en el trabajo, principiantes en el aprendizaje; aprendices y becarios de oro en transformación permanente.

Cambio supone que lo que somos no es bueno o suficiente, transformación implica evolución, mejora. 

Centrada en las personas significa que una organización respeta la diversidad, la diferencia, lo que a cada uno de nosotros nos hace únicos e irrepetibles, no intercambiables, no imitables, y eso tiene que ver con nuestra historia y experiencias personales.

Las máquinas y los robots son "uniformes", replicables, y muchas organizaciones desearían que lo fueran también las personas.

Luchemos con entusiasmo contra la uniformización, no quiero que nos traten a todos por igual, como a las máquinas. Quiero que tengan en cuenta mi exquisita diferencia, mi historia, mi experiencia y mis ilusiones. 




Entradas populares de este blog

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.