viernes, 17 de septiembre de 2010

Mentoring: EL GREMIO DE ZAPATEROS 1405

El aprendizaje en el gremio de zapateros según las Ordenanzas de 1405
(Información recopilada por Javier Cantera)



A finales del siglo XI las cofradías derivan hacia los gremios medievales. Los gremios tenían sus propios códigos, ejercían controles de calidad y en realidad, regulaban la vida social de sus miembros. Pero era una estructura social de aprendizaje, y en el caso de los zapateros tenía una regulación precisa: Ordenanzas de 1405 que surge de las cofradías de San Marcos en Barcelona que procede del 1203 y que desde 1257 tiene representación en el Consejo de Ciento.
Las fases que llevan al aprendiz hasta la maestría son las siguientes:

1.- Contrato de aprendizaje: El proceso de aceptación del aprendiz, dice la Ordenanza, además de comprobar  que provenían de un matrimonio ordenado y virtuoso, había que indicar el objetivo para ingresar en el gremio. El éxito era ser zapatero y estar inscrito en el cofre del gremio que custodiaban los cofrades honorables. El objetivo era en concreto conseguir en el periodo de un día la confección de cuatro pares de zapatos y/o botas.
2.- Importancia de las preguntas: En las Ordenanzas de 1405 se señalaban incluso con un plano la disposición de las casas de los maestros en las calles de las cofradías. Se solía colgar en la entrada de las calle y los aprendices tenían la obligación de hacer preguntas de forma que no sólo aprendían lo que el maestro quería.
3.- Peregrinación: Los zapateros, después de los tres años que duraba el aprendizaje, el oficial que ya se llamaba así, iniciaba un peregrinaje por diferentes talleres urbanos que generaba experiencias antes de instalarse en su ciudad. Es lo que se llama experiencia razonada, forzar el ensayo para aprender de cada error o acierto razonándolo con el maestro.
4.- El librito: Pequeño documento en el que el zapatero que iba pasando de aprendiz a oficial y a maestro, tal como indicaba la Ordenanza de 1405, anotaba principalmente tres datos: el tiempo que había empleado, el comportamiento realizado y lo que había aprendido.
5.- La pieza de maestría. La finalización del proceso de aprendizaje del oficial, a partir del que su nombre pasaba al cofre del gremio, se realizaba a través de la prueba de maestría que se realizaba según tres características: Debía responder a un modelo de zapatos  autorizados,  había de tener un cliente que los comprase y debía ser evaluado por los cuatro miembros más antiguos del gremio.

El aprendizaje interpersonal entre un maestro y un aprendiz es una de las constantes históricas.  El deber del maestro gremial era transmitir al joven aprendiz los trucos del oficio, era un “guía vital”. Y actualmente con otros nombre: mentor, tutor, coach es lo que pretenden los programas de mentoring.