lunes, 14 de septiembre de 2015

Senior Skills. Los Golden Workers como prescriptores de cambios y conductores de las comunidades de aprendizaje.

Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo,puede considerarse un maestro. Confucio

 Maso de San Friano
             Senior Skills              

Ninguno de nosotros sabe cómo evolucionará la economía en los próximos años, pero todos conocemos exactamente cómo se está desarrollando la demografía. En general pocas empresas y pocos responsables de recursos humanos reconocen lo que está sucediendo, que las organizaciones envejecen al ritmo que lo hacen sus plantillas.

Algunos países como Alemania, invocando la solidaridad pero desde la necesidad de recambio generacional, abren los brazos a la inmigración cualificada, sean españoles o sirios, pero son excepciones: suele ser habitual la miopía sobre el futuro del trabajo y de los trabajadores en activo.

Cada vez dispondremos de menos empleos y los trabajadores que hayan sobrevivido a reestructuraciones, ajustes y EREs serán cada vez más mayores. La juventud será un bien escaso en una sociedad en la que se va a requerir flexibilidad para adaptarse a cambios constantes, creatividad para resolver problemas nunca planteados y experiencia para poder tomar decisiones acertadas. 

Así que habrá que invertir en la reinvención y relanzamiento de esa fuerza de trabajo que hasta hace dos días pensaba en su jubilación y que ve por delante una segunda y larga carrera profesional en la que sus conocimientos y habilidades están obsoletos o precisan de una urgente actualización.

Tal como afirman Jack Zenger y Joseph Folkman en la HBR, suponemos que una vez que un profesional desarrolla una habilidad continuará ejerciéndola en todo momento. No aplicamos esa regla a los atletas, por ejemplo, que por mucho que dominen la técnica de su especialidad, deben practicar y desarrollar nuevas habilidades continuamente para no perder la forma. 

Leadership Skills . HBR

La mayor parte de planes de formación y desarrollo están pensados para trabajadores con poca experiencia o recién incorporados. La mayoría de cursos, seminarios, talleres que se imparten en las empresas se quedan en meras introducciones al tema que se pretende incorporar al conocimiento del profesional, ya que se ha reducido a la mínima expresión la duración de estas acciones formativas. El experto, el formador, apenas puede poner el caramelo en la boca del participante y la sesión ya ha terminado.

Las restricciones en la accesibilidad a la tecnología o el analfabetismo tecnológico de muchos profesionales, dificulta la implantación de metodologías blended (presencial/online) que permitirían, con un formato "one-to-one" (Atención Personalizada) y colaborativo (Comunidades de Aprendizaje) a la vez, profundizar en cualquier tema que haya quedado apenas insinuado en la sesión presencial.

Una organización que aprende aparca los viejos métodos de detección de necesidades formativas o de análisis competencial y baja a la arena en la que los profesionales bregan con los problemas cotidianos, Analiza sus alianzas, sus sistemas de colaboración y aprendizaje internos y externos, sus pactos y liderazgos informales..., con el objetivo de convertir a todas las personas de la organización en maestros agentes de cambio.

Las organizaciones que aprenden deberán conseguir que los colaboradores senior sean la fuerza creativa transformadora que haga que la organización vaya adaptándose a los sucesivos cambios que caracterizan nuestro tiempo.

Eso significa que debemos invertir en el colectivo de Golden Workers para que puedan seguir desarrollándose y evolucionando hacia tareas más "humanas" que permitan cambiar, adaptarse y decidir.

Maestro Gilmour
Empoderar es la clave. Amalio Rey escribe en su blog que como dice Handy "el trabajo es ahora, en gran medida, lo que usted haga de él." Empoderar significa creer en las capacidades y el potencial de nuestros colaboradores y dotarles de la autonomía suficiente de decisión, asociación, aprendizaje, investigación... sobre su trabajo, de forma que aporten a la organización el máximo posible y crezcan con ella.

Las Comunidades de Aprendizaje serán el recurso que la organización aporta para que cada profesional comparta su conocimiento y su experiencia, sea a la vez maestro y aprendiz. El espacio donde la organización se nutre del conocimiento interno, facilita la conversación sobre el cambio y la innovación, aporta pautas, objetivos, misiones sobre el futuro de la empresa, es el espacio donde construir la inteligencia colectiva de la organización. 

En las Comunidades de Aprendizaje el profesional Senior empoderado es el dueño de su trabajo y responsable de su propio desarrollo profesional. Trabaja en red con el resto de profesionales internos y externos a la organización aportando su conocimiento y experiencia, compartiendo su Entorno Personal de Aprendizaje y enriqueciéndose de los Entornos Personales de Aprendizaje de sus colegas.

El profesional Senior contribuye por su experiencia y conocimiento de su sector y entorno coordinando estas Comunidades de Aprendizaje como "curadores" de contenidos, marcando líneas de investigación y discusión, agrupando intereses, señalando fuentes para enriquecer argumentos y conocimiento, asumiendo así el nuevo rol del formador interno, incorporando así a su trabajo habitual la función de agente del conocimiento y gestor del cambio.



Imagen: http://www.astdhouston.org/