El plan B: Transformación profesional sénior en la era del “talentismo”

Post escrito a cuatro manos entre Cèlia Hil y Laura Rosillo (Talento.Cooldys)

Imagen: depositphotos


El único oficio: adaptarse y pensar. Xavier Marcet


Cuando parecía que dominabas el oficio o la profesión, que conocías bien tu sector y a sus agentes, que tu carrera sólo podía seguir imparable hacia arriba…, cambiaron las reglas de juego y, al parecer, ya nada de lo que te sirvió, sirve, nada de lo que conoces, es necesario…

Cuando tenías bien armado tu trabajo, tu proyecto, tu servicio…, cuando creías tener respuesta a tantas preguntas, solución a tantos problemas, cambió el escenario y dejaste de ser solicitado y te hallas en pleno desconcierto sin saber hacia dónde encaminar tus pasos.

La transformación del mercado laboral que estamos viviendo está dejando fuera de juego y sin motivo aparente a muchos profesionales expertos, bregados en cien batallas, pero que ven cómo son apartados de las organizaciones por una palabra mágica que se asocia a juventud: el Talento: Pareciera que “talento” y “experiencia” fueran términos opuestos y hasta enfrentados.

Se asocia la mucha experiencia a rutina, desgaste, burn-out, inteligencia cristalizada y se acelera así la desvinculación de muchos trabajadores antes de tiempo, proponiendo la jubilación anticipada como única medida de Gestión de la Edad.

Se aduce como argumento el alto coste de un trabajador sénior en lugar de hablar de la injusta precariedad a la que se somete a los trabajadores jóvenes.
Por todo ello, ha llegado el momento de hacer un alto en el camino y construir nuestro Plan B que nos devuelva al camino para poder seguir evolucionando, creciendo. Seguramente está agotado un ciclo y es necesario iniciar una nueva etapa en la que, con la mochila cargada de conocimientos y experiencias, nos adentremos en territorios desconocidos que exciten nuestra curiosidad y enciendan la mecha de nuestra creatividad.

Y el primer paso consistirá en la búsqueda de nuestro talento, más allá de la profesión o el oficio que haya ocupado nuestra carrera hasta ahora, o sea aquello que, además de hacer bien, nos apasiona, disfrutamos haciéndolo y deseamos ampliar nuestros conocimientos sobre ello continuamente.
Analizado nuestro talento debemos focalizar nuestra decisión, dedicación y esfuerzo en el dominio de todo lo referido a esa pasión que dirige nuestra vida.
Y, a continuación, buscaremos hacernos visibles construyendo nuestra reputación en torno a nuestra pasión, difundiendo nuestras ideas y proyectos.
Vamos a profundizar en cada uno de estos tres puntos:

Quizás nos hayamos dedicado durante nuestra carrera profesional a algo que realmente no nos apasionaba. Quizás venía de tradición familiar o fue el azar quien nos puso en ese camino. Ahora, tenemos la posibilidad de rediseñar cómo queremos vivir los próximos años. También es posible que de lo que venimos trabajando ya sea lo queremos seguir haciendo y entonces con una simple actualización, como si de una versión de software se tratara, será suficiente. Lo digo porque coincido con la frase que suele decir Guillem Recolons: “Te echan de tu trabajo, pero no de tu profesión”.

Si con herramientas como el DAFO miramos qué podemos aportar porque es un talento nuestro y analizamos qué pide y pedirá en los próximos años el nuevo Mercado Laboral, podremos mirar si las piezas encajan o haría falta mejorar algo nuestra competencia digital o refrescar ese inglés algo oxidado. Es clave pasar las Debilidades a Fortalezas pero aún es más importante conocer nuestras Fortalezas y Ponerlas en Valor.

En definitiva, el primer paso es el “autoconocimiento”, hacer balance de nuestra vida laboral y analizar cuáles son nuestras bazas para continuar en la brecha.
Otro factor decisivo es la tan famosa Actitud. No se trata solo de una palabra de moda, se trata de sentir realmente que todavía tenemos mucho que aportar a la sociedad y que no estamos dispuestos a que nos excluyan de ella.
Una actitud “proactiva” supone estimular nuestra curiosidad, nuestra ansia de conocimiento y enlazar ambas con nuestro bagaje profesional para hacerlo crecer.

El poner Foco, será el siguiente paso. Es fácil caer en arenas movedizas, porque ya no estamos en nuestra Zona de Confort, que durante tantos años nos ha dado seguridad, prestigio social y autosuficiencia económica. Si a ello le sumamos el cambio constante y acelerado que sufre el Mercado Laboral, más la infoxicación a causa de toda la información que necesariamente tenemos que procesar, conseguir mantener un rumbo hacia un norte fijado, se hace realmente difícil, pero será clave para conseguir surfear este entorno VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo) en el que tenemos que desenvolvernos.
El profesional sénior deberá no sólo probar caminos nuevos, además deberá ampliar en lo posible la famosa zona de confort, añadir a su conocimiento y habilidad histórica la permanente actualización sobre su sector y sus habilidades que le permitirán mantenerse no sólo empleable, sino situarse entre los mejores en lo suyo.

No menos decisivo será saber comunicar nuestra Propuesta de Valor. A lo largo de la trayectoria profesional, hemos ido construyendo buenos y numerosos  contactos profesionales que nos ayudarán ahora hacer realidad el nuevo proyecto, pero además también debemos saber comunicarlo a través de los canales digitales. Estamos en plena Transformación Digital y eso conlleva saber gestionar nuestra Identidad Digital. ¿Qué dice Google actualmente de ti? Tener un perfil en LinkedIn, la principal Red Profesional con la que contamos, comunicar en nuestro blog parte de nuestra experiencia, valores, ideas… entrar en conversación en Redes Sociales como Twitter, Instagram, Youtube o Facebook, hará que seamos visibles y por lo tanto accesibles a ser elegidos.
Se trata de un cambio de enfoque, de saber encadenar, uno tras otro, proyectos innovadores, porque el trabajo para toda la vida, será una opción para muy pocos puestos y profesionales. De “pedir” empleo a “ofrecer” respuestas a las necesidades de las organizaciones.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares