Las cartas del Tarot

A veces pareciera que los astros se conjuraran y empiezan a encadenarase pequeños desastres que sumando, sumando, nos llevan hacia el fatalismo.
Primero fue de nuevo mi pie, que desde que me lo rompí, no cesa de llamar la atención y rebelarse en forma de uña encarnada... Después fue el coche que de vuelta de Parets y a la vista de un fin de semana espléndido decidió romper el embrague en plena autovía y lloviendo.
Remonté la situación disfrutando plenamente de un estupendo viaje en grúa (me encantan las alturas) que se vio frustrado de nuevo cuando me enteré del precio del embrague nuevo..., el tener que anular las reuniones que tenía esa tarde y el hambre canina que da el empezar a comer a las 18:00 h de la tarde.
El lunes me llega la factura telefónica... ¡Increíble!!!!! Y al ir a reclamar a la compañía (hace un mes que he unificado todos los teléfonos en una sola compañía y cuenta...) me entero que una web espabilada se ha hecho con mi número de móvil y me envía diariamente 2 o 3 mensajitos de aquellos de "bájate esta melodía o este juego" que yo borro sin abrir y me los cobra a la módica cantidad de 30 céntimos. Después de hablar con medio mundo, consigo que me den de baja de la estafa, pero no que me devuelvan lo que me han cobrado... tendré que ir a la comisaría!!!
A todo esto y con las prisas de tener que ir al trabajo sin coche... he olvidado mis gafas de cerca..., no puedo leer nada, no veo nada!!! Improviso una clase sin proyección, ufff.....
Y siguen los pequeños desastres: Compro entradas para el cine por internet y me equivoco al seleccionar la tarjeta de crédito para el pago y doy una que anulé la semana pasada porque la banda magnética estaba rallada... una hora por teléfono para deshacer el entuerto y llego tarde a la sesión...
Me suspenden una sesión en Madrid para la que ya había buscado un sustituto en la que dejaba de dar en Barcelona, me machaco un dedo (esta vez de la mano izquierda) al cerrar un cajón...
¿Conjuración astral? ¿Suma de casualidades?



Llena de tiritas en el pie, la mano, el bolsillo y el alma, enfilo la semana con un regustillo amargo en la boca y una cierta desconfianza... Esta tarde iré a que me tiren las cartas...

Entradas populares de este blog

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.