sábado, 14 de mayo de 2011

KAIZEN: Mejora continua en la midlife



Estoy leyendo un libro genial, que ha convertido una aburrida tarde de sábado de reelaboración de materiales para mis talleres sobre habilidades digitales, en una buena inversión/inmersión de la que salgo reforzada e ilusionada:
 
Raimon Samsó, ¡Adelanta tu jubilación! Retírate con libertad financiera, Ed. Obelisco.


Al comprarlo esta mañana he pensado en un manual de contabilidad para autónomos, del que ando tan faltada después de un año como autónoma y todavía sin aclararme con esto de las facturas. Pero no, es mucho más... Para empezar, no he podido soltarlo hasta acabarlo y eso sólo suele pasarme con las novelas, nunca con un ensayo.
Pero es que además desde la primera línea he tenido la sensación que lo que leía no era más que en letra impresa lo que llevo repitiéndome a mí misma todo este año y que me da fuerza para seguir adelante:

Trabajo para mí misma, no quiero más jefes, sólo trabajo en lo que me apetece...

Y sé que esas palabras son el colchón sobre el que descansa mi optimismo y creciente ambición personal; son las palabras que me empujan a ser la mejor y disfrutar de ello.

Un montón de las frases que he leído las he repetido hasta la saciedad en las charlas, talleres y cursos que he impartido este año. por ejemplo,

"Ahora mismo se subvencionan puestos de trabajo que están condenados a desaparecer en unos pocos años. Y las profesiones mejor pagadas son, en buena parte, ocupaciones que no existían hace cinco años"
"No es posible que una persona empleada gane dinero "al por mayor", sino "al por menor".
"Una persona inteligente financieramente, cuando tiene un problema financiero, lo resuelve con imaginación, no con dinero."
"Hay personas que buscan un empleo y otras que buscan libertad financiera" (...)

Y así anotaría practicamente todo el libro.
No es un libro de autoayuda, es una sensata inversión para hacer frente a la revolución en la que estoy metida. Todo un hallazgo.