Pasito a pasito la Internet Social se convierte en hábito

Estamos conectados. 


Pasito a pasito la Internet Social se mete en nuestra vida cotidiana, impregnándolo todo, permitiendo que nuestro primer círculo de relaciones que diría Dunbar, crezca y se amplíe hasta estar en conexión próxima e íntima con amigos a los que ni siquiera ponemos cara.


Y nunca apagamos el móvil, y lo miramos, lo tocamos, lo buscamos cada dos por tres, extensión de nuestra memoria, club social donde somos alguien, reloj, cámara, discoteca, brújula, despertador y hasta teléfono!


Y echamos de menos a @xxx porque hace tres días que no twitea, ni siquiera retwitea, seguro que está enfermo...


Y mientras pongo como música de fondo la tele en directo, juego a Apalabrados con un desconocido de Almería o busco en YouTube el momento televisivo del que hablan todas las redes sociales.


Y pasito a pasito los que nos dedicamos al aprendizaje vamos transformándonos en brokers del conocimiento, en comisarios digitales, filtrando y distribuyendo la información que nuestros seguidores demandan.


Pasito a pasito..., hasta que no haya vuelta atrás.







Entradas populares de este blog

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.