martes, 16 de diciembre de 2014

Entrevista a Patricia López, directora comercial de e-doceo España #ELearning

Entrevista a Patricia López, directora comercial de e-doceo España





¿Podría presentarnos su empresa,  e-doceo? 
e-doceo ofrece soluciones de software y servicios para la formación, tanto para la modalidad e-learning como la presencial. Nuestra empresa se fundó en España en el año 2008, y rápidamente nos hemos posicionados entre los principales actores del mercado. Hoy en día, nuestros software están siendo utilizados por grandes empresas españolas, así como por numerosos centros de formación y universidades. 
Nuestros clientes aprecian nuestros software porque son fiables y, a la vez, ergonómicos y potentes. Ellos disponen de una solución siempre innovadora y valoran la proximidad con la que los acompañamos en sus proyectos. 

¿Cómo ve la evolución del e-learning en los próximos años? 
El e-learning y la formación en línea seguirán creciendo, sin duda alguna, en los próximos años. En los últimos tiempos, se han ido desarrollando cada vez más tendencias que hacen que la formación sea más accesible e interactiva, como es el caso del mobile learning, el social learning o los MOOCs. 
Actualmente, con la innegable integración de la tecnología digital en la formación presencial, el e-learning se inscribe en una dinámica más global, la del digital learning. Esto se traduce en que todos los recursos formativos se convierten ahora en digitales, en beneficio de los servicios de formación. 

¿Cómo integran sus clientes el e-learning en sus formaciones? 
Nuestras soluciones son modulares y se adaptan a las necesidades del cliente: desde la creación de contenidos personalizados para producirlos y ofrecerlos a sus alumnos, hasta la estrategia de difusión y seguimiento. Algunos usuarios se centran en los contenidos rapid learning, con el objetivo de difundir el máximo volumen de contenidos. Otros crean contenidos más elaborados, alternando la información y las evaluaciones, para obtener un seguimiento pedagógico más preciso. 
La integración del e-learning depende del contexto, sin embargo, observamos ciertas tendencias entre nuestros clientes. 
Éstos están contentos de poder reagrupar todos sus contenidos, tanto e-learning como presenciales, en un mismo espacio en línea, y guardar el histórico de los mismos.    
Más que focalizarse en un tipo de recurso digital (rapid learning, e-learning guionizado, plan de curso presencial, juego pedagógico presencial, etc.), nuestros clientes desean poder elaborar la mayor variedad posible, para desarrollar en todo momento un dispositivo educativo eficiente.  
Ellos valoran también las herramientas colaborativas. En el marco de una producción de recursos formativos, los formadores, los expertos, los proveedores expertos, y todos aquellos que participan en el diseño de los elementos pedagógicos, deben poder hablar entre ellos, compartir las notas y los comentarios acerca de los soportes de formación. Nuestra solución facilita estos intercambios.
En general, nuestros clientes quieren racionalizar y optimizar al máximo todos los procesos de creación, gestión y difusión de los recursos digitales de aprendizaje. Su objetivo final es, obviamente, mejorar la eficacia de la empresa.   

¿Cuáles son las ventajas del digital learning para los servicios de formación?
Con el digital learning, los servicios formativos modernizan sus hábitos. De esta manera, se vuelven más reactivos y sus formaciones ofrecen respuestas en tiempo real a las verdaderas necesidades de negocio de la empresa.  Combinando los diferentes tipos de formaciones y los canales de difusión, los formadores se adaptan a las limitaciones de los alumnos y son más eficaces pedagógicamente hablando. 
Gracias al digital learning, los servicios de formación saben cómo aprovechar mejor el saber-hacer histórico de las personas con mayor experiencia en la empresa. Una vez digitalizado, resulta más fácil difundir dicho saber-hacer al conjunto de los empleados.  

Por último, racionalizando los procesos, facilitando el acceso a los recursos/contenidos y a su reutilización, y teniendo acceso a herramientas adaptadas, los servicios de formación realizan economías de escala que les ayudan mejora el rendimiento.