domingo, 20 de marzo de 2011

El post del domingo

Me conozco bien: el único mundo que no me decepciona es el que yo me invento o, haciendo una gran concesión a la galería y como decía Carmen Laforet : Doy lo leído por vivido.

No me gustan los domingos por la tarde, me reconcentran y acabo pensando que no soy una compañía interesante para mí misma.

Lo supero preparándome una buena cena, pero justo ahora estoy a régimen, con lo que ni eso puedo regalarme.

Adoro la soledad, pero los domingos por la tarde, con la música de Sting de fondo y Sunset Park de Paul Auster en mis manos, me resulto insoportable.