Quién debe explicar lo que está pasando


Puedo entender cómo se sienten los representantes de comercio recorriendo las españas, en ese triste momento del ocaso y la vuelta al hotel para cenar en soledad una tortilla a la francesa, un poco de queso y una copa de vino.
Llego cansada: he caminado mis seis kilómetros preceptivos, bordeando un brillante y hermoso mar Atlántico en Riazor. He rodeado toda la península que comprende el centro de La Coruña y he disfrutado del paseo. Agotada, pero llena de olor a mar y con la piel fría por el aire marino, llego al calor de mi hotelito en Arteixo a pocos metros del imperio de Inditex y a 500 metros de "La Voz de Galicia" donde mañana comenzaré de nuevo con otro grupo de periodistas con una pluma magnífica, que asisten sorprendidos al fenómeno prosumer, a que cualquiera publique, utilizando la palabra "cualquiera" en el sentido más literal del término.

Decido cooperar con la calidad de un buen texto periodístico, un fino análisis de la realidad local, una afilada pluma como quedan pocas. Admirada y casi emocionada desde mi amor a la lengua escrita, me tomo este proyecto como un reto para "llenar el saco" (como decía uno de los asistentes a este primer grupo) de nuevos recursos para seguir demostrando que son los mejores explicando qué está pasando...
Seguiremos informando...

Entradas populares de este blog

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.