¿Babyboomers? Generación R de REINVENCIÓN

MADURESCENTE: Babyboomer en proceso de reinvención.

Foto: mustafaseven

Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida. Pablo Picasso

Desmontando la falacia de "Lump of labor" 

Cada vez que hay un alto índice de desempleo reaparece la teoría "Lump of labor" (1851) que dice que si un grupo se mantiene activo laboralmente más allá de su fecha normal de jubilación, el grupo de jóvenes que deba incorporarse entonces al trabajo no podrá hacerlo, no encontrarán empleo.

Se basa esta teoría en la premisa de que hay un número fijo de puestos de trabajo disponibles y que además son estáticos.

Esta tesis ha sido refutada varias veces desde su aparición en la segunda mitad del siglo XIX, por ejemplo a raíz de la incorporación masiva de la mujer al mundo laboral ya que no se redujeron los puestos de trabajo en el colectivo masculino, sino que la economía se expandió.

Pero ha sido siempre uno de los grandes argumentos para estimular la discriminación por edad. Hemos vivido unas cuantas décadas en las que eran moneda común las jubilaciones anticipadas (tengo amigos que se prejubilaron con 52 años), y a pesar de la descapitalización del talento que supone, en las reestructuraciones y ERE's recientes el primero en abandonar la empresa es el "golden worker", el profesional mayor de 45 años.

Y ahora a ese viejo prejuicio debemos añadir que la gestión de la crisis que estamos viviendo, conlleva que tanto las prejubilaciones como los despidos sean puestos de trabajo que se extinguen, no suponen incorporación de jóvenes profesionales; y que el ritmo de evolución de la tecnología, está acelerando la desaparición de profesiones y oficios que han quedado obsoletos y que, de entrada, no evolucionan sino que se sustituyen por trabajos que requieren de nuevas competencias que nada tienen que ver con la formación y la experiencia de los profesionales maduros.


Portada de The Economist 18/01/2014

Se reduce pues el empleo asalariado, se alarga la edad de jubilación, la pirámide de edad se está invirtiendo y en pocos años habrá más trabajadores mayores que menores de 45 años, desaparecen profesiones y oficios..., los profesionales maduros deben reposicionarse laboralmente, tanto en lo que tiene que ver con su relación laboral con la empresa, como en lo que son capaces de hacer.

La segunda década del siglo XXI (parece que en la mente de todos está el horizonte 2020) debe servirnos para transformarnos en "smart workers" de las "smart cities" que nos cobijan, en trabajadores del conocimiento o "knowmads", los nuevos artesanos que participarán como profesionales independientes en proyectos y procesos en los que se requerirá agilidad para adaptarse con rapidez a los constantes cambios, conexión permanente y espíritu colaborativo.

Iniciemos pues los "Golden Workers" el camino de la reinvención personal que pasa por el tránsito en primer lugar de inmigrantes a residentes digitales, si no queremos ser excluidos digitales, los mendigos digitales de las nuevas castas de la sociedad en red.



Foto: Ana Sanders, Mudando la piel


Entradas populares de este blog

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.