ENCORE: Relanzamiento de la Carrera de los Profesionales Senior

Somos la nueva mayoría... Trabajaremos más allá de los 65 años.Tenemos ganas de seguir contribuyendo con nuestro trabajo y nuestras ideas. Estamos en plena forma y además tenemos experiencia...Es el momento de relanzar nuestra carrera:



El primer paso que debemos dar se centra en analizar nuestro potencial y nuestro talento oculto. Es el momento de analizar si aquello que hasta ahora ha hecho que nos ganáramos la vida, nuestra profesión durante tantos años, tiene o no que ver con nuestro sueño de juventud y con nuestro talento real. Es el momento de analizar de verdad quiénes somos y qué ocupación nos proporciona la satisfacción suficiente como para entregarnos a ella en cuerpo y alma, con pasión. Es el momento de retomar viejos proyectos abandonados para dar cumplimiento al mandato social y dar el salto para satisfacer lo que es nuestra verdadera vocación. Es el momento de conocernos a fondo, saber cómo aprendemos lo que aprendemos, qué actividades nos son más sencillas y placenteras de ejecutar...


Es el momento de hacer balance y analizar la primera parte de nuestra carrera profesional para extraer aquello que nos ha funcionado y desestimar lo que no lo hizo. Es el momento de analizar comportamientos y actitudes que nos beneficiaron o nos perjudicaron. Es el momento de rescatar los momentos de éxito profesional y analizar su causa...

¡Tenemos tanto que aprender...! Llevamos tantos años repitiendo rutinas, procesos, relaciones que no nos hemos dado apenas cuenta de que el escenario ha cambiado y que casi nada de lo que repetimos una y otra vez, sirve en el presente y que nuestro entorno no para de cambiar día tras día. Eso nos obliga a mantener una actitud de aprendizaje permanente, nos obliga a salir de nuestra zona de confort, despertar nuestra curiosidad dormida e indagar, investigar, aprender nuevas maneras de trabajar y relacionarnos. Nos obliga a preparar nuestro entorno de aprendizaje permanente.


La organización para la que trabajamos, sea propia o ajena, está en transformación permanente, porque en un cambio continuo está nuestro entorno. Debemos analizar cuáles son sus fortalezas y los caminos de futuro posibles. Hacia dónde debería dirigirse para dar respuesta a sus usuarios o clientes.


La responsabilidad sobre nuestro desarrollo profesional recae ahora fundamentalmente sobre nosotros mismos. Si trabajas por cuenta ajena debes participar activamente en la transformación de tu empresa, aportando nuevas ideas y proyectos y convirtiéndote así en Agente de Cambio, actuando desde la responsabilidad y el empoderamiento de tu área de trabajo, contribuyendo así en tu propio desarrollo profesional y en el crecimiento de tu organización.


Deberás mantener en todo momento tu empleabilidad gestionando tu identidad digital para construir una fuerte marca personal que te distinga de otros profesionales y te otorgue valor como profesional y como persona.


Tu fortaleza consiste en la combinación de tu experiencia y conocimiento con tu capacidad de adaptación y transformación. 


Entradas populares de este blog

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.