martes, 25 de enero de 2011

Viviendo la revolución social 2.0: Hécate

Acabo una sesión en Sevilla sobre el tránsito  de las Intranets tradicionales a una Intranet que integre herramientas 2.0 y en las primeras filas se levanta una mano que pregunta (más o menos):

- Crecimiento exponencial de la información y el conocimiento, inteligencia colectiva, realidad aumentada, ¿dónde queda Dios en todo esto?

La pregunta me sorprende y me deja momentáneamente muda.

Pero reacciono y recuerdo que lo que realmente hay detrás de explosión de las redes sociales no es la tecnología, es un cambio de actitud, un cambio de paradigma, la tímida aparición de nuevos valores que tienen  que ver con dar voz a los sin voz, compartir, ser generoso, participar, intercambiar, reciclar, cocrear, CONFIAR.


No quiero hablar ni de Dios, ni de la Fe; hablo de la emergencia de esos valores que nos hacen más humanos, más "nosotros".

A este respecto me gusta mucho el post de Dolors Reg en su blog El Caparazón : http://www.dreig.eu/caparazon/2008/12/17/sharismo-la-esencia-de-la-web-20/

Las redes sociales no "sustituyen" formas de relacionarse y compartir, sino que incrementan la posibilidad de conocer y compartir con el "otro".

Otra cosa es el camino que nos falta por recorrer hasta conseguir una sociedad "habil" y competente en el uso de las herramientas sociales y que por fin desaparezca ese perjuicio tan típico en la mayor parte de organizaciones y que iguala a INTERNET con OCIO y contrapuesto a NEGOCIO, sino que incorpore los recursos 2.0 en la totalidad de la vida.



De vuelta en el avión leo un capítulo de Las diosas de la edad madura de Jean Shinoda, el dedicado a Hécate y transcribo unas cuantas frases:

"Hécate: la diosa de las encrucijadas que podía ver tres caminos a la vez, la diosa de la intuición, a la que encontramos en la antesala de las principales transformaciones, la comadrona que asiste al parto y la mujer que facilita el tránsito del alma cuando esta abandona el cuerpo al morir. Nos ayuda cuando damos a luz nuevos aspectos de nosotras mismas, a desprendernos de lo que va a morir: actitudes anticuadas, papeles desfasados y cualquier otro elemento de nuestra vida que ya no contribuya a nuestra afirmación."

Ella es la que ronda muchas veces cuando acabo una sesión sobre Web 2.0 y redes sociales, sobre todo acompañando a los que tenemos más edad...

Al llegar a casa he decubierto un vídeo magnífico en YouTube sobre la facilidad con la que nos adaptamos al "status quo".