jueves, 9 de febrero de 2012

EL FUTURO DEL TRABAJO: Maduros, Independientes y Altamente Formados y Especializados (según la revista TIME)

La revista TIME publica regularmente unos especiales online que me ahorran bastante tiempo de búsqueda y análisis de tendencias.
Hoy me he organizado la mañana para leerme con tranquilidad y comentar su número especial sobre el futuro del trabajo: THE FUTURE OF WORK


Y entresaco algunas de las afirmaciones del monográfico y las salpimento con algunas de mis reflexiones, todo muy 2.0, muy de DJ:


Las cifras y datos que aportan siempre son sobre EEUU pero como tendencia creo que se pueden aplicar a toda Europa.




Durante los próximos años el número de puestos de trabajo en el sector de la tecnología de la información se espera que aumente un 24% (el doble de la tasa de crecimiento del total de puestos de trabajo.
Esto requerirá cada vez un mayor nivel de especialización y talento y un descenso de la demanda de puestos de trabajo básicos.
A la vez disminuye el coste de la creación de empresas.
La empresa de inversiones americana T Rowe Price calcula que un gran número de baby boomers tendrá que retrasar su jubilación casi 9 años con el fin de recuperar lo que sus fondos de pensiones han perdido en el mercado.
Los boomers tratarán de aferrarse a sus puestos de trabajo, en diez años serán el 38% de las plantillas, desplazando a generaciones más jóvenes.
En EEUU descienden las tasas de empleo en jóvenes de menos de 25 años y se incrementa el número de mayores de 55 que tienen un puesto de trabajo.


Las empresas del futuro requieren un liderazgo femenino. El estudio de Calalyst de 353 empresas de las 500 del Fortune encontró que las empresas que tienen más mujeres en puestos directivos obtuvieron una rentabilidad superior en más de un tercio a las directivas exclusivamente masculinas.
Hay una creciente evidencia de que el estilo de gestión femenino no sólo es claramente diferente al masculino, sino que se está tornando esencial en el actual mercado laboral.
Estudios de la Universidad de Cambridge y de la Universidad de Pittsburgh sugieren que la mujer es más "controladora" y se centra en el largo plazo, frente a los hombres que arriesgan más sobre todo cuando están rodeados de hombres.
Las mujeres son menos competitivas, buscan el consenso, son conciliadoras y colaboradoras, ejercen un liderazgo transformacional:




Fuerte compromiso, motivación, adaptable a los usos y valores emergentes, menos jerárquica...
Si analizamos la tendencia a necesitar empleados cada vez con mayor formación y especialización y miramos los porcentajes de universitarios en España veremos:


ENSEÑANZA SUPERIOR   VARONES    MUJERES 2009
                                           23,4       35,6
Porcentaje sobre total de población de 18 años


Alumnos matriculados en estudios universitarios 2009: 54% mujeres


TASAS de Graduación 2008: Mujeres 60,9%


Descenso de la ocupación 2009
(Evolución de la tasa de empleo)
tasa de empleo 2009              VARONES     MUJERES
                                                    66,3          55,3
Disminución respecto a 2008          5,6            2,1




En otro orden de cosas y pensando en los trabajadores no cualificados, The Major's Report indica que en las próximas tres décadas el EMPLEO VERDE puede proporcionar hasta un 10% del crecimiento total del trabajo.
Los empleados de "cuello azul" con alta tasa 


de desempleo, deberán evolucionar a través de la formación a ocupaciones verdes.
Según la OIT:



Se crearán nuevos empleos, como por ejemplo la fabricación de dispositivos para reducir la contaminación, que se sumarán a la existente producción.


Algunos trabajos serán sustituidos, como por ejemplo el cambio de combustibles fósiles a renovables, o el cambio de la fabricación de camiones a la de coches ferroviarios, o el cambio de las descargas o incineración de residuos al reciclado.


Algunos empleos podrían ser eliminados sin ser sustituidos de manera directa, como cuando el embalaje de materiales sea restringido o prohibido y su producción interrumpida.


Muchos trabajos existentes (como plomeros, electricistas, trabajadores de la metalurgia y de la construcción) serán transformados y redefinidos a medida que la exigencia de nuevas calificaciones, los métodos de trabajo y sus perfiles respondan a criterios más verdes.



La generación X llegará a la dirección y se encontrarán con:
Los babyboomers que no han desaparecido de su lugar de trabajo y a los que tendrán que convertir en coachers, consultores y estrategas y a la generación Y que no entiende el compromiso con una marca y que cree que no tiene sentido dedicar años y años de esfuerzos a una sola compañía a cambio de pequeños aumentos de sueldo y promoción.


Los gerentes de la Generación X tendrán, por ejemplo, a dos boomers compartiendo un mismo puesto a tiempo parcial. Tendrán que tomar decisiones que pueden involucrar a miembros del equipo repartidos por todo el mundo, con líderes de proyecto a los que no conocerán en persona: Globalización y gestión de la diversidad como habilidad directiva.


Rob Carter, director de FedEx piensa que quien quiera tener éxito laboral en los próximos años deberá entrenarse en el juego WORLD OF WARCRAFT  (WoW)




porque muestra cómo será el trabajo del futuro:
Cada equipo se enfrenta a un ritmo muy rápido a una complicada serie de obstáculos llamados misiones y cada jugador, a través de su avatar online, debe contribuir a resolverlas o de lo contrario perderá su lugar en el equipo. El jugador que más aporta llega a dirigir el equipo hasta que alguien le quita la posición porque aporta más que él. Es el juego de muchos de los miembros de las generaciones X e Y y requiere la misma habilidad que la que se le exigirá en un futuro cercano para colaborar en proyectos de trabajo.


La manufactura no solo desciende en Europa, sino que si se abre una nueva fábrica de producción manufacturera lo hace sin apenas crear empleos. Por ejemplo:



Esta nueva mano de obra  se puede ver en la sala reluciente y antiséptica  de esta empresa del sur de California, donde Edwards Lifesciences produce válvulas de corazón artificial. Se podría decir que el pequeño grupo de trabajadores en la planta de Edwards, en su mayoría mujeres de Asia, son costureras. A diferencia de los miles de trabajadores textiles estadounidenses cuyos trabajos han emigrado a países con salarios bajos,  estas mujeres, altamente cualificadas, ocupan un nicho en el que las empresas estadounidenses son dominantes y en crecimiento. Cada válvula de reemplazo requiere de ocho a 12 horas de meticuloso trabajo a mano de costura: unos 1.800 puntos de sutura tan pequeña que el trabajo se realiza bajo un microscopio. Hasta un año de formación entra en la preparación de cada nueva contratación que se une a la empresa.



Trabajadores altamente cualificados creando productos de alto valor en industrias altamente innovadoras: estos son los posible futuros empleos de muchos de los trabajadores de producción.


Y veremos la muerte de la mayoría de "cubículos" de trabajo.




La mayoría de los empleos que se crearán en los próximos años tienen que ver con personas que se relacionan con clientes, organizan a los fans de la marca, gestionan la comunidad digital: diseñadores brillantes, brainstormers energéticos y técnicos de laboratorio rigurosos.
Oficinas llenas de pasillos y "cubículos" con puertas cerras tienden a desaparecer: demasiado caras y demasiado lentas.
La tecnología de Internet hace que el trabajo en equipo sincronizado con un objetivo común sea más fácil y más productivo que nunca. (La única razón para ir a trabajar, es hacer el trabajo, no luchar contra el tráfico) Tu equipo sabrá cuando te conectas, lo que escribes y aportas, a lo que accedes, cuáles son tus fuentes y tus relaciones...
Como dice Seth Godin trabajo significa gestionar una comunidad, crear un movimiento y funcionar en equipo para cambiar el mundo... Cualquier otra cosa, no es trabajo, será externalizada a otra organización más "barata".


Y finalmente recojo las características fundamentales del futuro del trabajo del blog 

THE COOL RULER


¿Cómo será el futuro del trabajo? Según lo que dice el emprendedorT.A. McCann en este vídeo, el futuro del trabajo estará conformado por profesionales independientes que trabajarán conectados en red para llevar a cabo proyectos empresariales concretos durante periodos de tiempo determinados.
Vamos, que en el futuro el trabajo no será algo que una empresa nos proporcione de por vida (esto ya está sucediendo ahora, en el presente), sino más bien un valor que uno mismo aporta y por el que otros estarán dispuestos a pagar.
Por lo tanto, en el futuro (inminente) la gente tendrá que centrarse mucho más en sus propias competencias (en aquellos aspectos en los que destaca) y en lo relacional (en las telarañas de conexiones interpersonales que puedan crear con profesionales afines). Cada uno de nosotros va a tener que inventarse su propio trabajo y su propia red de contactos (networking).
Todo esto implica que en el futuro puede haber una especie de vuelta al trabajo con sentido artesanal, a la vocación por el trabajo bien hecho. De tal manera que los trabajadores del futuro, como los del pasado, podrían volver a cobrar por su trabajo, en lugar de tener que trabajar por dinero, tal y como es ahora.
Y al igual que sucedía antes de la revolución industrial, puede que en el futuro tampoco exista esa necesidad imperiosa que hoy tenemos de distinguir entre vida laboral y vida personal (que no íntima), porque si uno es dueño de su trabajo y disfruta plenamente con él, entonces ¿qué sentido tiene diferenciar entre trabajo y ocio?