ExpoElearning: aprendizaje en la post-recesión

tejiendo redes



El amor no encuentra su sentido en el ansia de cosas ya hechas, completas y terminadas, sino en el impulso a participar en la construcción de esas cosas.
Zigmunt Bauman - AMOR LÍQUIDO 


 De vuelta de  ExpoElearning repaso todo lo observado, oído y comentado...


Viejos amigos, nuevas consultoras, educadores, conferenciantes, profesionales del e-learning... y demás hierbas, están casi todos en plena reconstrucción después de la batalla, rearmando las naves con nuevas maderas y nuevos artefactos que nada tienen que ver con todo lo vivido. Todo por hacer...

Pero huele a Renacimiento.


Y digo casi todos, porque siempre tropiezas en estos eventos con personas aferradas a un discurso que les funcionó de maravilla hace quince años y del que no han cambiado ni una coma..., ni un slide. Pero son minoría...


Huele a Renacimiento porque el discurso general ya no es el pesimismo agotador de los últimos meses, el fatalismo apocalíptico de las pequeñas empresas endeudadas hasta el estrangulamiento, la depresión de los profesionales braceando entre arenas movedizas... Ese era el escenario preferido de los gurus de la "Autoayuda". Las frases motivadoras ya no sirven. Las fotos de superación personal... tampoco. Es tiempo de remangarse la camisa y comenzar a construir, comenzar a trabajar.

La situación seguramente no ha cambiado, incluso podemos decir que ha empeorado... pero la actitud frente a la adversidad ha cambiado radicalmente.


Ni un minuto más dedicado a las lamentaciones, ni un gramo de energía desperdiciado en autocompadecerse, ningún esfuerzo en buscar culpables y enemigos... Es el momento de construir, es el momento de inventar, es el momento de comenzar a caminar por senderos aún no trazados. 


Queremos herramientas que nos hagan más eficientes, no recetas mágicas para querernos más, recursos gratuitos para expresar todo lo que queremos ofrecer, todo lo que sabemos y queremos compartir, no "monjes con Ferraris", ni "ratones que han perdido su queso".


Queremos espacios para estudiar, reflexionar, dialogar... seguir creciendo con la ayuda de los otros...y cada vez nos gustan menos las órdenes, las amenazas, las profecías autocumplidas.


Queremos divertirnos construyendo nuestro nuevo escenario laboral, no queremos nunca más hacerle la pelota a nadie para poder vivir en paz.


Tenemos grandes ideas y algún que otro prototipo, proyecto, idea... en la recámara y sólo estamos esperando que los que tienen en su mano la decisión, los que ahora tienen el poder, dejen de tener miedo y confíen de nuevo en nosotros, sus socios, colaboradores, proveedores, empleados.


Queremos trabajar!!!






Entradas populares de este blog

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

La nueva madurez generativa: soy bimillenial, comparto y comprendo dos eras.