domingo, 26 de mayo de 2013

Lifestreaming: viviendo en Internet

viviendo en internet

Resulta que mientras estoy reunida contigo, en tu despacho, con la puerta cerrada y ocultos de las miradas indiscretas, un montón de gente sabe que estamos aquí, hablando de la Marca Personal y de la Identidad Digital, incluso han visto la fachada del edificio de tu oficina en la foto que he subido a Twitter...

Y es que Internet va conmigo, está en mi bolsillo, y cada pequeño acto cotidiano se corresponde con un gesto en mi smartphone en forma de frase, foto, reenvío, emoticón...

Palabras ingeniosas pilladas al azar en el metro se propagan en forma de tweet por mi otra comunidad, tan viva y real como ese café que me tomo contigo en el bar de la esquina, mi comunidad en internet, de la que puedo contarte tantas cosas...

La personalidad arrolladora de Eva, el ingenio de Juan, la seriedad profesional de Juanjo, la imaginación de Carmen, la creatividad de Marta, el humor de Pedro, lo corrosivo que puede ser Antonio, qué crítico es Javier y qué optimista María..., no acabaría de contarte...

Dentro de ese pequeño dispositivo va conmigo a todas partes una legión de amigos que no paran de hablar. No conozco a muchos de ellos, ni creo que los llegue nunca a conocer a todos en persona, pero sí sé de sus temores y sus alegrías, sí agradezco la selección cuidadosa de la información que me envían, lo mucho y bueno que comparten conmigo.

Y a menudo me pregunto, ¿qué es más real? ¿qué tiene más valor? ¿la charla insustancial que mantengo con mi vecino en el ascensor, o los comentarios que le pongo en facebook a Ana al ver las fotos de su última comida familiar? ¿hablar sobre el tiempo después de una conferencia sobre RSE de la que casi no recuerdo nada, o mirar el muro de Scoop.it que tiene Fulanito sobre el mismo tema?

¿Y qué guarda mejor la memoria verídica de lo acontecido? ¿la narración oral del suceso o su registro en vídeo en YouTube?

¿Y qué me permite mejor fijar un aprendizaje? ¿Una conferencia en el Paraninfo de la Universidad o revisar varias veces una TEDtalk?

Ya no puedo deslindar mi vida en mi pequeño mundo, de mi vida en internet, ambas dos me construyen como persona única y ambas dos se complementan y me enriquecen por igual.