AGING ONLINE: madurescencia y smartphones

Cómo progresivamente los babyboomers nos estamos convirtiendo de Inmigrantes en RESIDENTES DIGITALES


En el informe de la Fundación Telefónica sobre la Sociedad de la Información en España 2012  se afirma:


Y ese colectivo se está subiendo al carro del boom del  smartphone aceleradamente. Según la agencia Nielsen el uso de Facebook entre los mayores de 50 años ha aumentado con mayor rapidez que cualquier otro grupo. 

Según la misma agencia los adultos mayores utilizan esta red social porque les da la posibilidad de conectarse con amigos y familiares, (en muchas ocasiones a los que hace mucho tiempo que no ven o que están a mucha distancia) así como compartir experiencias  y conocimientos con extraños y establecer nuevas relaciones de amistad.

Se convierte de esta manera en una herramienta útil para no aislarse e incrementar el contacto social.


Pero como el resto de los colectivos, no sólo se trata del acceso a las redes sociales, el smartphone se está convirtiendo  poco a poco en parte del flujo normal de la vida cotidiana.

Comprobar si ha entrado un correo electrónico que estoy esperando, buscar información sobre el tiempo hará esta tarde en mi ciudad, una dirección y el itinerario para llegar hasta allí, información sobre un acontecimiento de última hora, subir una foto que acabo de hacer en la calle de un establecimiento que quiero recordar a Facebook o a Foursquare, comentar una frase que acabo de oír en Twitter, etc, etc, etc..., son acciones que están integradas en mis hábitos diarios y mi smartphone me ayuda en realidad a tomar decisiones, estar al día y tener voz en los grupos sociales a los que pertenezco.

Y dentro de estas prácticas cotidianas y de forma autodidacta, incorporo métodos y estrategias de aprendizaje a través del móvil que van de la simple consulta de información a contribuir con mi opinión a difundir un contenido que creo relevante para mis colegas o clientes.

Los smartphones no son sólo teléfonos y de ahí su éxito y la rapidez de su implantación entre cualquier franja de edad. Las llamadas de voz son una utilidad más. La ubicuidad que otorga un smartphone dota de la posibilidad de consumir contenidos en cualquier momento y lugar transportables en la palma de la mano. 

La posibilidad de ubicuidad que otorga la tecnología móvil permite al adulto maduro la autosuficiencia y el empoderamiento en sus procesos de aprendizaje. A su ritmo, just in time, partiendo de su nivel de especialización y experiencia, compartiendo con los colegas experiencias y conocimiento.

La tecnología móvil está pensada para ser consumida en entornos de aprendizaje desfavorables: en el metro, en el autobús, en la sala de espera de la consulta de un  médico, esperando a un amigo en un bar.., se amplían enormemente las posibilidades de aprendizaje fuera del aula y deja en manos del adulto "qué", "cuándo", "cómo" y "para qué" consumir información (BYOD).

Los madurescentes entramos de lleno en el mundo "móvil" porque nos permite buscar, recordar, compartir información y conocimiento a nuestro aire. Tal vez nos interesa menos el mundo multimedia y la gamificación de casi todo lo que nos rodea, nuestra vía de acceso a este mundo es seguramente a través del mundo de la información. Pero una cosa lleva a la otra y estamos en pleno tránsito hacia nuestra conversión en "colonos digitales".





Entradas populares de este blog

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.