Consejos a los responsables de #RRHH sobre el uso y disfrute de los Babyboomers madurescentes


Respeta mis horarios. Además de mis horas de trabajo tengo que cuidar de mis padres y de mis hijos, pero mi tiempo es muy elástico. Me encanta viajar y tengo además muchas aficiones.

Los babyboomers nos resistimos ante la autoridad. Pregúntanos, no nos des órdenes. No nos gusta que nos digan lo que tenemos que hacer. Lo sabemos, somos muy responsables.

Ofrécenos retos desafiantes. Nos crecemos ante las dificultades y los retos son parte de nuestro sistema de recompensa. Involúcranos en la toma de decisiones y el establecimiento de metas.

Estamos además en una edad en la que nos encanta proporcionar servicios a los demás. Buscamos reconocimiento, amistad, la oportunidad de ser creativos, de aprender nuevas habilidades.

Llevamos toda la vida trabajando, así que sabemos lo que funciona y lo que no en una organización.

No buscamos títulos, ni certificaciones, queremos una capacitación relevante y significativa, una formación que nos ayude a desarrollar todo nuestro potencial ya que aún nos queda mucha carrera profesional por delante.

Haz de nosotros tus mejores colaboradores, compañeros y tutores de tus empleados junior.
Somos buenos mentores. Se nos atribuye una voluntad del máximo esfuerzo, una orientación clara a resultados, alta capacidad de aprendizaje y baja necesidad de supervisión. Todos ellos valores que conforman un estilo de trabajo deseable para las nuevas generaciones.



En las relaciones de mentoring, el aprendiz se inicia en el conocimiento del negocio y el senior se revitaliza para poder ver nuevas oportunidades de negocio.

Los menores de 35 dominan las novedades tecnológicas y tienen capacidad para realizar varias tareas simultáneamente. Pero el conocimiento, la perspicacia, la experiencia, creatividad y visión de negocio de los mayores de 50, hacen que el cruce generacional sea magnífico para la vitalidad de las organizaciones.

Los babyboomers madurescentes somos mentores exitosos.

Estamos buscando nuevas maneras de trabajar y considerando nuevas responsabilidades y oportunidades. Dicen las investigaciones sobre trabajadores maduros que en la madurescencia aumenta la necesidad de ayudar a otros y por lo tanto somos buenos en el trabajo colaborativo y en equipo.

El mentoring es una gran oportunidad para utilizar a los babyboomers madurescentes en los procesos de reclutamiento, retención y aumento de los conocimientos de los empleados con talento.

A través del mentoring podemos proporcionar nuevas perspectivas sobre el plan de carrera a nuestros empleados y hacer que empiecen a considerar movimientos de carrera laterales y a conocer el valor de la experiencia en el trabajo.

Podemos desarrollar en los empleados habilidades que requieran madurez, confianza y experiencia.

Reducir el conflicto generacional

Permitir la transferencia de conocimiento y sacar el máximo provecho de todos los miembros de la organización.











Entradas populares de este blog

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.