Ataque de madurescencia

Fin de semana de encierro, reflexión y producción: me encantan estos días a solas... Ha cundido. Me he puesto al día de mi "reader" (parecía imposible!!!) He podido abrir un montón de links de twitter que han enriquecido mis presentaciones y mis futuras palabras...y en definitiva, he parado por unas horas para retomar la marcha con la energía a tope...
Siempre que me siento a leer, revisar, repescar .., hay un tema recurrente al que vuelvo siempre esté dando vueltas al asunto que sea:

Cada vez me interesan más los "madurescentes", mis compañeros de generación en plena revolución... y si repaso a quién sigo en Twitter, mis Números 1 en Linkedin, y por supuesto mis amigos en Facebook, muchos, pero muchos de ellos están en plena transformación personal. Qué alegría!!! Debe ser nuestro sino,  nos habrá tocado por generación esa inquietud constante, esa duda permanente, esa necesidad de adaptarnos continuamente al medio...
No me interesan mis colegas enfurruñados y malcarados que añoran a todas horas tiempos pasados, tampoco me rodeo de los que se han agarrado con fuerza a la teta del poder y sólo tienen ojos y oídos para sus jefes y frecuento poco a los cobardes que no se mueven de su silla no sea que la pierdan.
Madurescentes... me gustan los que están alegremente asustados por la aceleración de los cambios, los que a pesar de dudar de todo, se lanzan a la piscina para poder sentir el frescor del agua recién caída, los que transforman su experiencia de años en las preguntas adecuadas para seguir avanzando. Los que escuchan con calma, convencidos de que todo el mundo tiene una historia que enriquece y completa la nuestra: MADURESCENTES...

Entradas populares de este blog

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

La nueva madurez generativa: soy bimillenial, comparto y comprendo dos eras.