Aterrizaje en BCN

Transcribo un poema de Labordeta que leí en una pizarra del restaurante Contramar de la Colonia Roma de México DF, porque yo no quería volver... necesitaba más días y más horas de estar conmigo misma, más horas de vivir fuera del día a día, más colores, sabores y olores tan diferentes a lo que acostumbro.
Se me ha caído la agenda encima, he impreso los billetes de avión del lunes y listado todo lo que tengo que hacer este fin de semana... pero antes de superar el jetlag quiero guardar en un rinconcito todo lo gozado...

Quiero llegar al mar
para encontrarte.
Quiero llegar al mar
y ver tu rostro
mostrándome el camino
de la luz y la lluvia.
Quiero llegar al mar
hata abrazarte.
Jose Antonio Labordeta


Mercado en Tlacolula. Olores y colores: pan de muerto de canela, hierbas que todo lo curan, trenzas con enormes lazos de colores en las mujeres, copal, chapulines, huesos de mamey, alebrijes, calaveras de azúcar....


Entradas populares de este blog

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.