lunes, 31 de diciembre de 2012

El último post del 2012: la curiosidad

Nos puede la curiosidad Laura Rosillo


Sobrevivimos porque nos puede la curiosidad. 






Miro de reojo a mi vecina de asiento en el metro, intento adivinar por qué sonríe, qué teclea alegremente en su smartphone.

Estiro el cuello y pongo el oído para ver mejor una discusión en plena calle, cosas de enamorados, pero parece que crece la violencia..., no..., finalmente disfruto descaradamente de la contemplación del beso de reconciliación.

Ojeo todas las revistas que puedo en el aeropuerto a la busca de ese reportaje que cambie mi vida y que parece que aún no se ha escrito.

Y sobre todo..., navego sin rumbo por internet, "voy a tener suerte" me dice Google, buscando el camino que cambie esa suerte prometida.

Cambiar de año tiene hoy algo de amenazante si leo los resúmenes de los periódicos, muchos de los posts de los colegas admirados y las palabras de los políticos. Ya se sabe, nos duelen todos los cambios, y nuestro conformista "yo" tiembla solo de pensar en ponerse los brillos, comerse las uvas y lanzarse al vacío de un nuevo año.

Sin embargo, nuestro niño interior espera expectante la novedad, lo que está por estrenar, lo desconocido, lo nuevo, lo diferente... Será que estamos rodeados de líderes y jefes poco curiosos o poco "niños" que se aferran al "más de lo mismo" de la austeridad y el miedo y temen que esa ilusión que nos asalta esperando los reyes, esconda el deseo profundo de un cambio radical.

Porque está claro que hay que empezar de otra manera, hay que inventar nuevos rituales y nuevos propósitos para el año nuevo, seguramente hay que cambiar las uvas, olvidarse del gimnasio y el inglés, idear nuevas formas de compartir, de cooperar, de aunar esfuerzos, de juntarse para lo que sea y crecer y transformar este bello y viejo mundo.




viernes, 28 de diciembre de 2012

A la Atención de SSMM los Reyes Magos de Oriente

Reyes Magos 2013 de Laura Rosillo

Queridos Reyes Magos:


Aquí me tenéis otra vez, con mi corazón lleno de deseos para este nuevo año que espero tengáis en cuenta y que no paséis de largo bajo mi ventana como en otras ocasiones.

No quiero pecar de egoísta, pero este año voy a pedir para mí en lugar de querer quedar bien con todos. Sinceridad, se llama...

Quiero que este año me traigáis proyectos apasionantes, que no se suspendan recién comenzados, que permitan la libre participación de los profesionales que así lo quieran, por los que no tenga que regatear los honorarios como si estuviéramos en un zoco y que una vez puestos en marcha pueda ver su desarrollo, su crecimiento, su éxito.

Quiero que este año me procuréis clientes optimistas, con ganas de crecer y de facilitar el desarrollo de sus empleados, que confíen en la utilidad de los recursos tecnológicos y en el potencial innovador y creativo de las personas que trabajan para ellos.

Quiero que este año me permitáis descubrir colegas generosos y productivos con los que compartir proyectos e ideas, con los que colaborar para cocrear un mundo un poquito mejor.

Quiero que mis amigos se queden cerquita y con solo estirar la mano alcance la suya en los momentos difíciles. Y deseo compartir con ellos este nuevo año larguísimas sobremesas en las que arreglemos nuestro pequeño mundo y fabriquemos buenas cosas para arreglar un poquito este gran mundo en transformación.

Y si además podéis traerme una carretada de energía y optimismo, yo pongo las buenas ideas y la ilusión.

Por cierto..., este año me he portado demasiado bien.

Espero expectante que respondáis a mis peticiones.

Laura






martes, 25 de diciembre de 2012

Desasosiego

DESAZÓN

Se me pasará... ese nudo en la entrada de la garganta, justo donde nace el gesto de tragar. 

He despertado triste, resacosa y un poco angustiada. Transtornos navideños.

Pasó la Nochebuena y ha dejado el poso amargo de todo el desamor acumulado durante este año de recesión y marcha atrás. 

Ayer emergieron todos los desprecios, las palabras feas, los silencios, los ninguneos y las soledades desde el fondo de una copa de vino del Montsant. 

Se concentraron en una tontísima pelea familiar, un típico enfrentamiento generacional que me dejó desarmada y desolada ante la evidencia del rechazo.

Apenas una palabra, un gesto y vinieron a mí tantos momentos difíciles este año, braceando contra corriente, salmón solitario río arriba, la fuerza de la corriente cada vez mayor, hasta desfallecer un segundo y dejarme arrastrar por el torrente de lágrimas que aguardaban agazapadas a que bajara la guardia.

Año de defendernos del miedo que aparecía en cada esquina, en cada propuesta fallida, en cada marcha atrás de cualquier iniciativa transformadora. 

Agua, agua, agua... y revientan las cañerías y dejan salir tanta amargura, tanta tristeza y las paredes de mi casa rezuman el agua de mi corazón desbordado de añoranza de los dorados días.

Y el nudo de la ansiedad ha bajado hasta la boca del estómago y aprieto las mandíbulas para no derramarme, esparcirme, diluirme en este gris día de Navidad en el que espero que llegue mañana y vuelva el rumor de la vida en la ciudad, la paz de las pequeñas cosas cotidianas, la tranquilidad de las rutinas hogareñas.

Avisadme cuando todo esto acabe, los villancicos, las sonrisas forzadas, el papel de regalo, las bolas de colores y el espumillón. Cerraré los ojos con fuerza hasta reconocer el sonido de los días laborables, y el suave deslizarse de las confortables horas previsibles... y pueda inventar un mundo nuevo, sin pasado.

Ya pasó... Me preparo para la comida de hoy, que espero dulce y reparadora. 

domingo, 23 de diciembre de 2012

El ocaso del quinto sol: nuevo ciclo, nueva piel

Cambio de piel Laura Rosillo

¿Fin de año? El ocaso del quinto sol

Para mí el año empieza en septiembre, desde siempre. El parón del mes de agosto es mucho más profundo que el que se produce ahora, en diciembre, que apenas es una semana de comilona en comilona, de lágrima, en lágrima.

En la noche de Fin de Año rememoro un viejo dolor, un mal recuerdo... un abandono que me rompió el corazón para siempre. Sólo deseo que pase pronto y me pille lejos de casa.

Pero este año, animada por el anuncio del fin del mundo, entro en la Navidad con el corazón alegre. ¿Será cierto que cambiamos de ciclo? Nuevo ciclo, nueva piel...

larva Laura Rosillo
Cierto que estoy mudando y que este 2012, horrible  para los que vivimos en España y que felizmente acaba, me ha tenido trabajando en esta nueva Laura, desde la larva, agazapada en el interior de mi vieja piel, fabricando la nueva musculatura para poder saltar los obstáculos con nueva elasticidad.

Y así, desde la larva, me ha sido difícil otear el horizonte y ver el camino que debo elegir, pero he tenido tiempo para construir, para apuntalar, para reparar desperfectos, investigar nuevas soluciones, restaurar rotos y descosidos...

Y visto así, el 2012 ha sido para mí un buen año, el año de invertir en mí misma, el año de revisar creencias y grandes verdades, desechar las viejas, las gastadas, las que no llevan a ninguna parte e ir lentamente adoptando nuevos valores, nuevos conocimientos y nuevas creencias, que me dan la cintura suficiente para abordar este maravilloso tiempo cambiante, líquido e incierto que exige de cada uno de nosotros volver al niño que fuimos y reinventar nuestros ropajes y nuestras máscaras.

Espero pues el nuevo año, transformada, en sintonía con lo que al parecer sí predijeron los mayas: el ocaso del quinto sol que dará inicio a un nuevo ciclo, el del sexto sol que al parecer durará 2000 años (no necesito tantos para ser feliz y aportar mi granito de arena a la construcción de este nuevo mundo)  Por un lado (dicen las profecías mayas) se inicia un nuevo año solar, el sexto sol, el sol de los hombres de las altas vibraciones, y por otro, un nuevo ciclo de dos mil años en que la luz de Alción bañará directamente la tierra, propiciando con ello el que todos los hombres vibren a un nivel muy superior del actual, dando origen con esto a seres de un alto grado evolutivo de conciencia.

No soy yo tan espiritual ni trascendente. Me basta con creer que finalmente hemos tocado fondo y podemos por fin romper la larva en la que dormitábamos en un espacio conocido y rutinario para mirar de frente al sexto sol de un nuevo mundo por inventar.



Ocaso quinto sol Laura Rosillo



lunes, 17 de diciembre de 2012

Feliz Navidad 2012, deseos madurescentes


El 2012 se acaba... ¡por fin!



El 2013 aún no asoma... pero ¡promete!

Será nuestro año... ¡no lo dudes! 

Me gustaría compartirlo contigo. 

domingo, 16 de diciembre de 2012

amor en red

Tengo grandes amores en red. Adoro como escribe "uno" llenándome de imágenes y metáforas que consiguen encender mi día.

Me encanta "aquel" que abre en mi cuerpo caminos nuevos y me regala ideas y argumentos hermosos y brillantes como esmeraldas para mis sesiones sobre el amor en red.

Sonrío a "éste" que me piropea "retuiteándome" a menudo y siento como el hombro amigo junto al que llorar el de ese "otro" que me susurra al oído dulces palabras y pareciera que está tan cerca, tan cerca...

Como madurescente tímida que soy, temo desvirtualizarlos y que se rompa la magia de la comunicación epistolar, que eso es lo que tengo con ellos en twitter, conversación perfecta con todos los colores de mi imaginación literaria puestos en esas manos, esos ojos, esos oídos virtuales que dibujo a mi antojo.

Mi corazón da un vuelco emocionado cuando recibe un mensaje directo o pasamos a mayores y entramos en el terreno tan íntimo del correo electrónico.

Tengo grandes amores en red.

jueves, 13 de diciembre de 2012

Ejercicio: Trabajar en la nube

Estoy construyendo un ejercicio para una de las sesiones que impartiré este mes, que intenta relacionar necesidades de comunicación/información/productividad/relación en la empresa con herramientas en la nube, colaborativas y sociales para implementarlas en la INTRANET corporativa
Para ello estoy trabajando con cartas para construir una baraja que estimule la detección de nuevas necesidades y herramientas que resuelven el problema.
¿Se os ocurren nuevas situaciones en el trabajo que podrían mejorarse utilizando una herramienta de internet en la nube????

Los dibujos de las cartas de "necesidades" son de Emily Carding

Necesidades



 HERRAMIENTAS






martes, 11 de diciembre de 2012

Hay días...

Nuevo ataque madurescente

Me despierto algo triste y con el tono bajo. Será que no he dormido suficiente..., (ayer me acosté tarde), será que no siempre es posible volver a la carga por enésima vez, empezar por el principio cada mañana... mirar el correo y comprobar que de nuevo todo está pendiente, todo por concretar, todo en el aire... Que me han aplazado tal proyecto, que no acaban de ver claro nosequé acción, que sigo sin cobrar aquellootro de hace seis meses, que vuelven a pedirme una charla gratis porque es una oportunidad comercial única para mí... 

Que a ver cómo te engaño, cómo juego contigo, cómo te toreo...

Y cómo duele el silencio de algunas personas, con lo bien que me sentaría ahora echar una risas y hablar del futuro brillante que nos espera...

Qué pereza volver a calzarme la sonrisa y "ese empuje que me caracteriza" y lanzarme a la calle porque ... "tú no paras"... "estás en todos los saraos"...

Hoy no será una excepción, de nuevo escribiré quince o veinte mails, asistiré a una jornada, esta vez sobre cooperativas, comeré cualquier cosa y pasaré la tarde estudiando y escribiendo..., otra vez, una vez más.

Hay días en los que añoro poder esconderme detrás de la pantalla de un ordenador, en una mesa de despacho, rodeada de veinte o treinta personas que se esconden detrás de un ordenador. Hay días que añoro la hora del desayuno para dejar verde al jefecillo de turno y comentar que Tal se ha liado con Cual. O esa sensación maravillosa, que casi no recuerdo, de viernes al mediodía y todo un fin de semana por delante.

Se me pasará después de la ducha. Y volveré al ruedo y a la lucha... pero hay días....




domingo, 9 de diciembre de 2012

Madurescencia en ebullición

Madurescentes e indignadas.

La revolución madurescente

Para que luego digan de Facebook...  Ayer quedé para comer con mi prima a través de Facebook. Nos vemos en entierros y bodas, como tantas familias,  y eso que vivimos a 500 metros la una de la otra, pero nos seguimos con ilusión y cariño por Facebook.

Y cómo me gustan estas comidas largas y densas, incluso un poco caóticas..., ahora dulces, ahora copa, ahora más café..., alrededor de una conversación que se estira, se bifurca, serpentea a lo largo de la tarde y nos dan las nueve de la noche entre niños y discusiones.

He heredado ese placer de mi padre, que nos enseñaba el bello arte de la retórica y la dialéctica en sobremesas inacabables, entre el humo del tabaco y el café. De esas sobremesas conservo su rara costumbre de seguir con el vino después del café.

Fuimos juntas al colegio. Nos llevamos apenas tres meses, ella es la mayor. Mi prima siempre fue mucho más lista, mucho más guapa, mucho más todo.. que yo. Ayer recordábamos entre risas que yo sólo la superaba a los 6 años en una cosa: era capaz de comerme todo lo que me ponían las monjas en el plato, mientras que ella siempre fue una tiquismiquis con la comida, hacía bola...

Mi prima está en pleno proceso madurescente, resplandece. De la gestión desde un despacho, con secretaria e interminables e inútiles reuniones de planificación, ha pasado al pie de obra como médico de familia en un barrio obrero. Está feliz. 

De batirse el cobre con politiquillos, discutir durante horas decisiones incomprensibles, de trabajar horas y horas en proyectos en los que no cree... a volver al estudio diario para estar al día y no quedarse atrás, a trabajar con personas a las que tender la mano y resolverles pequeños o grandes problemas de salud.

Es valiente. Hay que ser valiente, es lo que tiene la madurez. Te da esa oportunidad de encontrar herramientas y camino para cortar por lo sano y reiniciarte con el saco lleno de recursos, tal vez con menos resistencia que a los 20 años, pero con la fortaleza y la energía de la experiencia, que conoce de tantos atajos para resolver los nudos que van apareciendo en el camino. Y la valentía hace que vuelva a ti la pasión con la que comenzaste.

Y mientras sus hijas, sobrinos y nieta jugaban en el salón, los madurescentes, que charlábamos alrededor de la mesa, nos hemos erigido en indignados, sabiendo que nosotros también contamos, que también somos parte activa de la revolución social que se está fraguando, que tenemos mucho que decir y que aportar al nuevo mundo que emerge de las cenizas de la corrupción, el egoísmo, la mezquindad, la pobreza de espíritu...

Somos MADURESCENTES EN EBULLICIÓN. 


viernes, 7 de diciembre de 2012

Aviso a Formadores: juega, juega, juega...

Aviso a Formadores modernos: Gamifícate


La madurez del hombre 

es haber vuelto a 

encontrar la seriedad 

con que jugaba cuando

era niño.


F. Nietzsche

¿Cómo abordar una sesión de formación (?), sea presencial o virtual, (que tanto da desde que existen los webinarios), en este momento de incertidumbre, volatilidad del conocimiento, de incremento constante de la complejidad y la ambigüedad?

Hasta ahora los formadores conocían lo que los participantes en una acción formativa debían conocer. De hecho seguimos iniciando nuestras propuestas enunciando los objetivos a conseguir, como si supiéramos lo que necesitarán en breve los profesionales que asisten a nuestras sesiones.

Afortunadamente los nuevos entornos de aprendizaje (PLN/PLE) permiten acceder a la información relevante de hoy mismo, no de ayer, evaluarla y compartirla trabajando en red.


Sin embargo, la mayor parte del aprendizaje on-line parte de las mismas premisas válidas en el pasado, aunque hagan alarde de modernidad. Las consultoras de e-learning creen saber el conocimiento necesario probable en el futuro y lo "empaquetan" a la vieja usanza con unos costes de producción altos, cuando cualquier formador puede actualmente desarrollar su propio contenido de forma gratuita recurriendo a recursos sencillos de desarrollo de contenidos en Internet.

Los formadores  debemos tener en cuenta que el aprendizaje pasivo entre los alumnos adultos no tiene sentido. Como no tienen sentido esos programas fijos estructurados en unidades estancas, módulos, lecciones... El trabajo de los nuevos formadores deberá centrarse en ayudar a las personas a lidiar con lo desconocido, con lo que todavía no tiene respuesta... Estimular el ingenio y la creatividad para resolver los nuevos problemas que tienen que ver con la creciente complejidad de la sociedad en la que nos ha tocado movernos.

El nuevo formador debe insistir en el desarrollo del pensamiento crítico como único método para superar la infoxicación y filtrar la información y eso nos permita transformarla en conocimiento y suponga un aprendizaje aplicado.


De entre todos los nuevos recursos y canales que el formador tiene ahora a su disposición, quiero resaltar el potencial que para procesos de aprendizaje en la empresa tienen los modelos de "gamificación", el potencial de los juegos.

Tomemos cualquier juego de los que nos propone Facebook. Las instrucciones sobre cómo jugar no se ofrecen en un manual, se aprende a jugar dentro del propio juego. El juego se estructura en niveles que van ganando complejidad y van exigiendo del jugador mayor destreza, pero nadie lee un manual de instrucciones para jugar. La gente puede pasar horas y horas jugando, pero cada vez es más difícil que mantenga la atención en una sesión de formación.


El impulso de dominar nuevas habilidades y sentirse competente es un elemento motivador esencial para las personas y eso explica el tesón con el que nos aplicamos a mejorar nuestra destreza en cualquier juego on-line como "Angry Birds".

Así que si adoptamos abordajes y técnicas de los juegos en los procesos de aprendizaje en la empresa, posiblemente incrementaremos el rendimiento de los profesionales, su participación, su destreza y su compromiso con la empresa.

Hay características de los juegos que merecen incorporarse a los procesos de aprendizaje en la empresa: Acción, Logro e Interacción Social. En un juego por cada actuación del participante, éste recibirá feedback al instante, si es positivo refuerza ese tipo de acción, si es negativo le hará rectificar y aprender más rápidamente. Los jugadores saben en todo momento dónde se encuentran, en qué nivel del juego y dónde están los demás, pueden medir su rendimiento en comparación con sus compañeros. El propósito de todo juego es fijar un objetivo y luchar por él y a menudo se fijan sub-metas que proporcionan pequeñas victorias y nos permiten acceder al siguiente nivel. En el trabajo un pequeño progreso en una tarea es fundamental para mantener a la gente comprometida y el juego ofrece la oportunidad de ofrecer pequeños triunfos para mantener alta la motivación de los profesionales.


En la construcción de la identidad y la reputación tanto digital como en el seno de la organización, es importante hacer visibles logros, habilidades y expertise. El sistema de insignias (badges) que proponen tantas webs que utilizan recursos de "gamification" para fidelizar a sus clientes, puede ayudar a construir la reputación interna de nuestros trabajadores.

El juego fomenta la excelencia y el logro a través de la competencia lo que ya se estimula en la empresa de forma explícita (ventas) o implícitamente (sistemas de promoción interna).

Pero además la gente siente la necesidad innata de relacionarse socialmente tan intensa en la competencia, como en la colaboración como parte de un equipo.

El equipo da la oportunidad de conectarse, relacionarse y colaborar para conseguir los retos marcados y competir con otros equipos. La pasión del grupo nos empuja a no decepcionar a los compañeros y nos obliga a superarnos para no parecer el eslabón más débil de la cadena, lo que puede aumentar nuestra productividad de forma espectacular.

¿Y el formador? Croupier, animador, facilitador, director, guía, dinamizador, árbitro, curator, jazzman, DJ, ... MAESTRO



JUEGO Y EMPRESA















                      
                       El Futuro de la formación en la empresa from Laura Rosillo

jueves, 6 de diciembre de 2012

#RRHH13 Líderes del Capital Humano

 "No vemos las cosas tal como son, la vemos tal como somosAnaïs Nin


Desde que me he convertido en "freelance" (me parece increíble que sólo haga dos años) vivo en un continuo "revival" de lugares, personas y planteamientos que fueron importantes en mi vida hace muchos años.

Vuelvo a las inquietudes de mis 18 años y a los amigos que compartieron una historia, un viaje, un proyecto en algún momento del camino y que quedaron en la cuneta de mi historia porque la vida a veces te arrastra a velocidades y ritmos diferentes, y porque las organizaciones en las que "vives" demarcan y deciden  absolutamente sobre tu pequeño mundo cotidiano.

El cambiar apenas unos metros o unos minutos tu rutina cotidiana después de más de 30 años levantándome a las 6:45 h de la mañana y repitiendo exactamente los mismos movimientos cada día, transforma todo tu entorno, todo tu mundo, toda tu vida.

Cuando trabajas por cuenta ajena, para una empresa o para una organización, es muy difícil llevar tú las riendas, decidir sobre la velocidad del trayecto, el ritmo de la travesía, las paradas en el camino, los compañeros de viaje...

El ingreso regular de un sueldo fijo que nada tiene que ver con tu implicación y tu rendimiento en cada momento, proporciona tranquilidad, pero supone que no eres el dueño ni de tu tiempo ni de la gestión de tu vida y tu "carrera vital".

Y en este contexto, en el de tener que gestionar las vidas de los profesionales a sueldo, crecieron los departamentos de recursos humanos, organizando los "pequeños mundos", sus procesos, sus rutinas, clasificando y encajonando entre cuatro paredes a las personas... enmarcando tiempo y espacio.

Los "tiempos líquidos" han tirado abajo cajas, muros y paredes en las que se encorsetaban las organizaciones, y los entornos en los que deben moverse actualmente las empresas  son flexibles, cambiantes e impredecibles.

Y constatamos que muchos de los planteamientos que parecían definitivos en el arte de la motivación y la gestión de personas no sirven en el actual contexto.

Porque... Si estamos transitando de la era industrial a la era del conocimiento... Si estamos viendo como desaparece el "empleo" pero no disminuye el "trabajo"... Si los profesionales que conforman la empresa ya no son sólo "empleados" sino que están fuera de la empresa en forma de freelances, proveedores de servicios, clientes prosumidores, inversores, empresas del sector en coopetencia.... 

Si la tecnología está permitiendo cambiar los conceptos de espacio y tiempo... Si el espacio de la organización se globaliza y desaparecen las fronteras... Si las empresas se internacionalizan por la globalización de los mercados... Si los ciclos de vida de los productos son cada vez más cortos y tantas empresas están virando hacia la oferta de servicios...

Si es el fin del trabajo tal como lo conocemos y está emergiendo una nueva forma de relacionarse para producir...

Hemos llegado al fin de la "Administración y Gestión de los Recursos Humanos" y deberíamos empezar a trabajar en el nuevo perfil, las nuevas competencias y el nuevo modelo mental de las personas que hasta ahora se denominaban gestores de recursos humanos y que deben transformarse en proveedores de servicios a las personas que componen el microcosmos organizativo, tanto internas, como externas al núcleo de la organización y convertirse en coautores de las estrategias corporativas.

Y que deberán diseñar y definir las nuevas competencias necesarias para trabajar en entornos globalizados y cooperativos. Deberán ser la fábrica del talento de la organización colaborando en el desarrollo de la carrera vital de las personas que integran la organización, ampliando además su área de actuación más allá de las paredes de la empresa, facilitando el trabajo colaborativo y la construcción de la inteligencia colectiva de la organización.

Deberán transformarse en LÍDERES DEL CAPITAL HUMANO.













lunes, 3 de diciembre de 2012

#RRHH13 ¿Predicciones? ¿Tendencias? Mi mejores deseos para RRHH 2013




RRHH 2013 De la planificación a la coordinación


En los últimos años, los empleados han visto cómo desaparecía su confianza en la organización. Su lealtad se ha esfumado porque no se han producido aumentos de sueldo, aunque no se reduzcan los beneficios.
Peor aún, muchos de los colegas se han ido. A veces despedidos porque la empresa ha tenido que reorganizarse, a veces porque se han ido a otro trabajo o se jubilaron y no se han cubierto los puestos vacantes. Los que se quedaron han tenido que trabajar más duro y cubrir tareas que hasta ahora se repartían entre varios. En otros casos, los puestos de trabajo permanentes se han sustituido por formas de trabajo flexible: freelances  y empleados temporales, compañeros en nómina con peores condiciones.




Incluso si los empleados entienden que su empresa no tenía otra opción, se preguntan preocupados cuando será su turno.
Las empresas son cada vez  más una compleja mezcla de trabajadores fijos, trabajadores temporales, teletrabajadores, autónomos, trabajadores independientes de diferentes orígenes, nacionalidades e idiomas.




Recursos Humanos deberá revisar los sistemas de reconocimiento. Si los profesionales gozan de más libertad para ejercer su profesión, también son más libres para cambiar de proyecto y de empresa. La retención del talento “externo” será una nueva función. Supondrá también una revisión de los procedimientos internos, la supresión de las reglas innecesarias para conseguir el “engagement” de profesionales independientes. El nuevo reto es construir un vínculo con trabajadores externos a la organización.
Por otro lado un número cada vez mayor de  trabajadores está descubriendo que cinco días a la semana en horarios fijos en la oficina, no son necesarios para ser productivo. 
Al mismo tiempo, las empresas están descubriendo que esta flexibilidad es una buena manera de estimular el trabajo colaborativo online . 
El trabajo de por vida se ha extinguido definitivamente. Una carrera profesional  puede constar hoy en día de diferentes carreras en sucesión o incluso simultáneas, en diferentes sectores, en una acumulación de trabajos y proyectos para diversos clientes como empleado o como trabajador autónomo.
Los profesionales de recursos humanos  casi han limitado en los últimos tiempos sus actividades a la  reducción permanente de personal o a la reestructuración de la plantillas, para emplear el eufemismo al uso. Y los tradicionales sistemas de selección de personal ignoran que el talento se encuentra ahora en las redes de networking y en canales sociales ajenos al reclutamiento tradicional. En este momento, los procesos de selección seguramente no pasan por las clásicas pruebas psicométricas y las entrevistas realizadas por especialistas de Recursos Humanos, a los que siempre se ha acusado, y tal vez ahora más que nunca, de estar alejados del negocio, sino por sesiones de benchmarking y de intercambio entre colegas.
Todo esto significa que  las áreas de RRHH deben “consumerizar” (si es que esa palabra existe), debe personalizar sus servicios y adoptar técnicas de Marketing (Employer Branding, Inbranding...) para sobrevivir aportando valor a la organización. RRHH debe ser capaz de elaborar un gran número de paquetes personalizados  de condiciones de trabajo que respondan a la diversidad laboral sin caer en la inequidad.

No tengo una bola de cristal y por tanto no quiero hablar ni de tendencias ni de predicciones para los Departamentos de Recursos Humanos durante el 2013, pero me encantaría que algunas de las prácticas emergentes que están surgiendo en Europa Central y en EEUU fueran calando en nuestro país:


CLOUD COMPUTING (1)en la empresa. Aparición de redes híbridas (redes privadas virtuales fusionadas con redes públicas) para permitir transferir cargas de una nube a otra y de esta manera permitir el trabajo en cualquier lugar para los empleados de la compañía y el trabajo con agentes externos en aplicaciones de la compañía compartidas.






El 37% de las organizaciones a nivel mundial ofrece opciones "WORK SHIFTING" (2), el "trabajo" se define como lo que hacen las personas sin importar dónde lo hacen. 
Estimula además la cultura del autoservicio que permitirá que las áreas de RRHH puedan desarrollar productos y servicios a medida.





BYOD. El 60% de los profesionales reconoce que utiliza dispositivos personales en su trabajo y están insatisfechos con los equipos portátiles que les proporcionan sus empleadores. Al virtualizar de forma segura en la nube (1) escritorios corporativos se permite que el empleado elija el dispositivo que prefiera y se alcanza además mayor movilidad, satisfacción y productividad desde cualquier ubicación (2).



La Internet de las cosas y la posibilidad de conectar máquina a máquina, multiplica de forma espectacular la capacidad para recopilar, almacenar y analizar cantidades ingentes de información y procesarla para tomar decisiones más rápidamente.

Según la consultora Gartner Inc.“los ejecutivos y directores, se refieren cada vez más a la información como uno de los activos más importantes y estratégicos de su organización. Indudablemente hay un fuerte aumento de las empresas que aprovechan la información como principal motor del rendimiento, arma competitiva y refuerzo de las relaciones”.

Para Capgemini La mayoría de los ejecutivos (58%) confían en el análisis de datos no estructurados, incluyendo contenidos en formato texto, mensajes de voz, imágenes y vídeos, mientras que más del 40% declaran que la información de las redes sociales concretamente ha alcanzado una creciente relevancia en la toma de decisiones.

La gestión de la información y el conocimiento interno será pues una de las funciones fundamentales de los Departamentos de RRHH en los próximos meses.

Los presupuestos de formación se han reducido escandalosamente en los últimos años (El 26% el 2012), pero eso no supone que los profesionales hayan dejado de aprender, ahora que es más necesaria que nunca la permanente actualización. 
El Aprendizaje en la Empresa ha huido de RRHH y se ha refugiado en las redes y los espacios de networking. 
RRHH debe recuperar ese servicio a sus empleados gestionando las comunidades de práctica (CoP) internas necesarias y las redes sociales corporativas, transformándose en el "content curator" que destila la información necesaria para el permanente "estar al día" de la organización, que selecciona la formación abierta (MOOC) útil para sus profesionales y lidera a través de la gestión del conocimiento interno, la creación de la inteligencia colectiva de la organización.


Según Infoempleo las habilidades más demandadas durante el 2013 serán:

La capacidad de comunicación,
Gozar de una Marca Personal intachable,
la flexibilidad,
el esfuerzo orientado a resultados,
el compromiso con la organización y el alineamiento con sus objetivos.

El Departamento de RRHH debe proveer lo necesario para el desarrollo de estas habilidades entre sus profesionales.

Y estos son mis deseos para el resurgimiento de las Áreas de Recursos Humanos en el 2013.



domingo, 2 de diciembre de 2012

Tiempos de redes: añoranza de la lectura

Hace frío fuera. Lo noto al tocar los cristales porque la habitación desde la que escribo está caldeada y es confortable. Pero la luz tan blanca de la calle sugiere frío y además... anochecerá pronto...

Vienen a mi memoria otras heladas tardes de domingo, hace mucho, mucho tiempo, antes de todo, en mi habitación, distrayéndome de los deberes pendientes, leyendo compulsivamente todas la novelas que mi madre encargaba al Círculo de Lectores.

Fui devoradora de libros sin filtros ni criterio, todo lo que caía en mis manos, tragaba sin piedad todo lo que contuviera una historia: 

Descubrí el erotismo en un pasaje de "El dios de la lluvia llora sobre México" de  László Passuth, deseé viajar leyendo "Viento del Este, viento del Oeste" de Pearl S. Buck, mis referentes sentimentales fueron de "Mariquita Monleón" de Rafael Pérez y Pérez a "Siddharta" de Herman Hesse. Me daba lo mismo "El Quijote" que las "Sonatas" de Valle Inclán, "La historia de San Michele" que "El árbol de la ciencia", o "Miau" de Pérez Galdós..., tardes y tardes de lectura clandestina, protegida del frío exterior, viendo llover o no, dando lo leído por vivido.

Creo que al llegar a la Universidad escogí Filología porque la imaginé llena de lectura de novelas. Algo de eso hubo, aunque mucho menos de lo que yo hubiera deseado. Aunque sí recuerdo mi única mala nota en mi carrera, porque leí dos veces "Tirant lo Blanch", pero para preparar el examen no leí ni un sólo ensayo sobre la novela y supongo que mi nivel crítico entonces era claramente insuficiente.


Las pantallas me han alejado de la lectura... Hoy hay pocas novelas en mi vida, aunque lea más que nunca, pero al parecer las vidas de otros, las vidas de ficción ya no llaman mi atención como lo hicieron en su día.

Y en una tarde de domingo como la de hoy, añoro los tiempos en que me sumergía, hasta hacer desaparecer mi habitación, la calle, el frío, el mundo, en las páginas de un libro, siguiendo los delirios de Raskolnicov o las angustias de Ana Ozores.

Paso la tarde navegando que en realidad es lo contrario de leyendo... picoteando de GReader a Scoop.it, de Twitter a Linkedin, de YouTube a una jugada de "Apalabrados".

Mi concentración no supera los 18 minutos de TED, la lectura de un post que no supere los 1500 caracteres, un artículo de diario para el que no tenga que utilizar el scroll...

Las historias se han desplazado al cine, o mejor a las series de TV donde empiezan a haber verdaderas joyas de culto o a YouTube donde se concentra la intensidad narrativa en pocos minutos.

Cambian los hábitos y las costumbres... cambian los formatos y los canales, pero yo añoro el mundo único y perfecto que mi mente creaba gracias a la lectura dominical de una buena novela.



sábado, 1 de diciembre de 2012

Educación Líquida

La era de la incertidumbre:

Por qué importa ahora el aprendizaje





Después de la lectura de: APRENDER: El reto del aprendizaje continuo, Guy Claxton, Paidós Transiciones, 1999

Estamos transitando de lo sólido a lo líquido. Las estructuras sociales en las que nos insertábamos de forma estable y pensando que sería de por vida, comprendiendo normas, reglas del juego, espacios y roles, no se mantienen y se ha esfumado la sensación de desarrollo continuado, de estabilidad y de confianza en el futuro.

Se está suprimiendo la protección pública de los ciudadanos que quedan abandonados a su suerte. El poder se aleja de la política para pasar a manos de entidades no democráticas y nada transparentes como los mercados. 

Las empresas y las organizaciones sobreviven a corto y abandonan visiones y ambiciones a largo plazo, ciñéndose al corto alcance en todos los sentidos.

Como dice Manuel Castells (1977), la estructura social dominante es la sociedad red, la nueva economía, la economía informacional y la nueva cultura, la cultura de la virtualidad real.

Estamos migrando hacia una organización diferente a la piramidal, que requiere de una distribución diferente de los recursos y de nuevas habilidades en los individuos para afrontar cambios rápidos, proyectos abiertos y en continua transformación, velocidad, aceleración... mundo líquido.



No sólo debemos estar abiertos al aprendizaje constante, sino que ya no aprendemos igual.

Hemos nacido aprendices. El aprendizaje como acumulación de experiencia; es decir, como algo que nos acontece, nos pasa y nos transforma. Algo que nos cambia, que modifica nuestra percepción del entorno, de las relaciones y de los sucesos. El aprendizaje, como experiencia social o colectiva, jalona nuestro desarrollo y moviliza los límites de nuestras potencialidades.

Aprendemos en el espacio de las relaciones con herramientas e instrumentos; en el terreno de lo distribuido. No aprendemos solos, sino que aprendemos en relación con los otros. Aprendemos con todo y con todos. 

Como dice Guy Claxton:

El mundo esta cambiando tan rapidamente que cada vez resulta mas difícil saber qué conocimientos y habilidades concretas necesitaremos nosotros, nuestros hijos o nuestros compañeros, ni siquiera en el plazo de diez años. Todos tenemos que estar preparados y dispuestos para todo, así como ser capaces de prosperar en un mundo en el que la tecnología, el universo laboral, la naturaleza del tiempo libre, el estilo de vida y las costumbres familiares están cambiando constantemente. No podemos enseñar lo que no sabemos, pero podemos aprender a prepararnos mejor y tambien ayudar a otros a hacerlo. El tipo de inteligencia que todos necesitamos ahora incluye saber lo que hacer cuando no sabemos qué hacer: ser capaces de implicarnos en las más complejas incertidumbres sin desconcertarnos. La habilidad vital esencial para el siglo XXI es la capacidad de afrontar dificultades y retos sin precedentes con calma e ingenio. Ser un buen aprendiz de la vida real tiene muy poco que ver con la habilidad intelectual o el hecho de aprobar examenes. (...) Los buenos aprendices sabrán cómo y cuándo vale la pena ponerse a pensar, canalizar la imaginación, disfrutar un poco de la confusión y, en fin, dejar que el cerebro tome las riendas." 

Y sigue diciendo:

"El aprendizaje continuo significa tener la capacidad de comprometerse inteligentemente con la incertidumbre y persistir frente a la dificultad cuando  importa."

Ya no nos sirve como hasta hace poco recopilar información, memorizarla, archivarla y recurrir a repositorios estancos, inamovibles, donde se guarda el conocimiento secular, cuando queremos resolver un problema.

Han cambiado los problemas, los escenarios, las preguntas... El conocimiento acumulado durante siglos, la "verdad" nos sirve para explicar el camino hasta llegar aquí , pero no responde a las preguntas de mañana.

En épocas más estables, tradiciones y jerarquías nos decían quienes somos, qué es lo importante, que nos debe gustar, admirar, respetar, qué debemos odiar, cómo debemos vivir. Las grandes cuestiones no se discutían.

El tiempo de la incertidumbre, el tiempo líquido nos ha convertido en seres que elegimos. La oportunidad y la responsabilidad de elaborar, construir, fabricar la propia existencia no tiene precedentes y la facultad del aprendizaje continuo es fundamental.

Cuando no estamos equipados para afrontar la complejidad, ni disponemos de las herramientas para aprender de forma constante, buscamos la seguridad de algún tipo de certeza prefabricada. Y eso nos paraliza, nos enquista de tal manera que no podemos crecer, no podemos avanzar.

Hablando de las nuevas formas de aprendizaje quiero referirme a la propuesta de Cristóbal Cobo en su libro, porque habla de un tipo de aprendizaje basado en el autoaprendizaje y la socialización, principios básicos para la construcción colectiva del conocimiento necesario para vivir el día a día de una sociedad líquida:





Sería APRENDIZAJE INVISIBLE el,

Que combine, amplíe y reconozca las experiencias de aprendizaje 
de los entornos formales, no formales e informales. 
• Que incentive el valor del aprendizaje entre pares y a través de comunidades de práctica cara a cara y virtuales. 
• Que, más allá del reconocimiento de habilidades y saberes no adquiridos en las instituciones formales, conjugue y valide tanto los conocimientos tácitos como los explícitos. 
• Que estimule la creatividad, la innovación y el desarrollo de habilidades no tradicionales. 
• Que comprenda que el rigor académico y la calidad no van en detrimento de la flexibilidad y la renovabilidad de los contenidos impartidos. 
• Que conciba el aprendizaje como un continuum que se prolonga durante toda la vida. 
• Que estimule habilidades “blandas” como la colaboración, el trabajo a distancia, la transferencia del conocimiento, la resolución de problemas, etc.
• Que no quede sometida a directrices oligopólicas de generación y uso de ciertas tecnologías para el aprendizaje. 
• Que entienda que el aprendizaje puede ocurrir en cualquier momento o lugar.
• Que comprenda la educación como una revolución de las ideas. 
• Que estimule el conectivismo, la cultura, el remix y la combinación 
de contextos de aprendizaje. 
• Que favorezca el aprendizaje no planeado. 
• Que apueste por aprovechar las tecnologías para extraer lo mejor 
de las capacidades humanas.