amor en red

Tengo grandes amores en red. Adoro como escribe "uno" llenándome de imágenes y metáforas que consiguen encender mi día.

Me encanta "aquel" que abre en mi cuerpo caminos nuevos y me regala ideas y argumentos hermosos y brillantes como esmeraldas para mis sesiones sobre el amor en red.

Sonrío a "éste" que me piropea "retuiteándome" a menudo y siento como el hombro amigo junto al que llorar el de ese "otro" que me susurra al oído dulces palabras y pareciera que está tan cerca, tan cerca...

Como madurescente tímida que soy, temo desvirtualizarlos y que se rompa la magia de la comunicación epistolar, que eso es lo que tengo con ellos en twitter, conversación perfecta con todos los colores de mi imaginación literaria puestos en esas manos, esos ojos, esos oídos virtuales que dibujo a mi antojo.

Mi corazón da un vuelco emocionado cuando recibe un mensaje directo o pasamos a mayores y entramos en el terreno tan íntimo del correo electrónico.

Tengo grandes amores en red.

Entradas populares de este blog

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.