jueves, 3 de julio de 2014

Trabajando en voz alta o del porqué de una red social corporativa

Desde su aparición Internet ha venido asociado al concepto de comunidad y de compartir datos, información, conocimiento. Internet no es más que una red global para que las personas se conecten, se comuniquen y colaboren. Es un canal que ha venido a ampliar hasta el infinito las posibilidades de conexión y conversación entre las personas eliminando las barreras de espacio y tiempo.

La irrupción de Internet en el mundo profesional como herramienta de trabajo se está produciendo de manera lenta pero inevitable. La mayor parte de tecnologías de la comunicación en las organizaciones se han visto superadas por las posibilidades que abre la internet social y las herramientas en la nube.

Intranets, Extranets, Newsletters, Comunicados, Boletines se sustituyen por comunidades virtuales corporativas que abren un universo de nuevas posibilidades comunicacionales.

Posibilitan:
El sincronismo y el asincronismo incrementando enormemente la frecuencia y la flexibilidad de las comunicaciones.
La interactividad ilimitada; de uno a uno, de uno a muchos, de muchos a uno, de muchos a muchos...
La ubicuidad. Gracias a la tecnología móvil podemos comunicarnos en el aula, en el puesto de trabajo, en la calle, en casa, en el bar o el restaurante...
El intercambio de información y conocimiento.
La libertad de acceso. Es el participante el que decide cuándo y desde dónde accede a la comunidad y "consume" contenidos.


HERRAMIENTAS CLAVE PARA TRABAJAR EN VOZ ALTA


La participación de los empleados en las comunidades de aprendizaje corporativas permite que hagan visible su trabajo para encontrar así maneras colectivas de mejorarlo, que generosamente cooperen en la revisión de un proceso o propongan un cambio a partir de su propia experiencia.

En este sentido podemos facilitar a los profesionales herramientas clave para estimular la participación y desarrollar la cooperación en nuestra organización.

El blog nos permite realizar la narración de nuestra experiencia, llevar el registro diario de lo que tenemos entre manos, cuál es nuestro proyecto actual, informar sobre lo que observamos en nuestro entorno y en nuestro sector, convertirnos en fin en el "experto" en el área de conocimiento referente a nuestro puesto y funciones de trabajo.

La wiki nos permite y facilita el trabajo colaborativo. Podemos crear, modificar y guardar nuestro trabajo en lugares donde otros puedan verlo, aprovecharlo, ampliarlo y compartirlo. Los espacios en la nube abren los compartimentos estancos, los silos en los que tan a menudo trabajamos y permiten la transparencia y la gestión de conocimiento colectivo.

La edición multimedia, tanto en formato vídeo como las presentaciones, es fundamental en este momento en que fijar la atención es tan difícil. Nuestros clientes internos consultarán con mucha más facilidad y frecuencia la información que editemos en formato "imagen" que en forma de texto.

La mensajería breve y el microblogging extiende y registra nuestras conversaciones. Permite la información inmediata sobre cualquier incidencia, proponer soluciones de forma colectiva en equipos deslocalizados o dispersos en el teritorio, estar en permanente contacto con nuestro equipo de trabajo o con nuestros colegas.

Todas las herramientas de la web social incluidas en una intranet colaborativa o en una red social corporativa nos permitirán conocer el trabajo de los demás, compartir lo que aprendemos por nosotros mismos y entrar en conversación para que todos podamos mejorar en un espacio en el que construir la inteligencia colectiva de la organización.

(Artículo para GREF)