Cae la noche en Santander

Se acaba mi semana cántabra. Vuelvo al este y a mi batalla madurescente. La pausa ha sido inspiradora. Paseando por Santander descubro en una exposición de fotografías y otras obras de Ouka Leele el siguiente poema que contiene mi estado de ánimo de hoy.


Hay noches

Hay noches en que la sensación de extenuación
Me lleva al espíritu
Allí quiero el origen que me crea
La vida en la muerte encuentro
En la nada, en el no soy
Y aunque yo soy dicen que es importante
Encuentro en la nada, el vacío más austero,
Una secreta alegría
Que acompasa mi pecho con la respiración
Del amor que todo comprende
Y nada pide más que sentirse sintiéndolo
En eso estoy en estas noches en que la luna se aleja
Y presiento el negro profundo
Y se escucha el rozar oscuro de sus alas
Trayendo el silencio
Amado silencio, creador de todo lo nuevo
Latens deitas

Ouka Leele 15 de marzo de 2012


Entradas populares de este blog

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.