La Identidad Digital como clave de la Empleabilidad


"La publicación digital es eterna y omnipresente al mismo tiempo."
Derrick DE KERCKHOVE


Preparando la sesión para el Instituto Internacional San Telmo en Sevilla, reviso algunos conceptos y supuestos sobre el posicionamiento en Internet y la Identidad Digital de los que no somos profesionales CM, ni queremos gastar dinero en la gestión de nuestra presencia en internet, ni sabemos de SEO/SEM..., pero queremos utilizar el potencial de las redes sociales y de las herramientas de la web 2.0 para nuestro desarrollo profesional.

Red.es

"La Red no tiene paredes o fronteras, al contrario que nuestro cuerpo o los muros de nuestra oficina. De ahí la importancia de tejer redes en torno a nosotros con las herramientas de las que hablábamos antes. No obstante, antes de eso, conviene poner a orbitar nuestro pequeño asteroide B612 –al igual que El Principito- en el universo de Internet para poder comenzar a generar una gravedad que a su vez haga orbitar los primeros ‘amigos’ de la red que queremos tejer a nuestro alrededor.
Nuestro ‘asteroide’ puede ser un blog, por ejemplo. O una simple web que condense nuestra actividad digital, un ‘lifestream’. Sea como sea, esta casa para nuestra identidad digital deberá tener necesariamente una puerta de entrada en forma de dominio."




Estamos viviendo radicales transformaciones en el mundo laboral(y las que veremos...)y si ahora estamos viviendo una época de destrucción masiva de empleo que en muchísimas ocasiones supone que debemos abandonar la idea de ser "empleados" y empezar a trabajar la posibilidad de ser profesionales libres trabajando en proyectos temporales, veremos con el tiempo la desaparición de muchísimas empresas o su reducción a la mínima expresión, para pasar a estructuras en red o a relaciones en red entre microempresas.


En este sentido me gusta mucha lo que afirma Borja Prieto en su último post: ¿Te han despedido? Consuélate, a tu empresa tampoco le queda mucho tiempo, y del que entresaco un párrafo,


"La buena noticia es que esas mismas tecnologías que están destruyendo a las grandes corporaciones están habilitando otro modelo de transacciones económicas, y por tanto otro modelo de empresa. Un modelo de empresas pequeñas, con empleados ubicados en cualquier parte del mundo, hipersepecializadas en hacer una cosa y hacerla muy bien. Empresas que aprovechan la reducción de costes de transacción para ser extraordinariamente eficientes. Empresas que trabajan en red, construyendo una pieza de un engranaje que funciona mejor cuando se le unen otras piezas creadas por otras empresas hiperespecializadas y excelentes en lo suyo."


Por otro lado, la generalización del uso de internet ha producido un efecto que dificulta el diferenciarse, el distinguirse del resto de profesionales de nuestro sector: 850 millones de usuarios publicando contenidos en Facebook, 300 millones en Twitter, etc... hacen muy difícil ser visible en la red, si además tenemos en cuenta que sólo el 10% de los millones de blocs que hay en internet tienen tráfico.


Así que además de todas las habilidades que debemos desarrollar para sacar provecho profesional a los nuevos recursos de internet, debemos aprender a gestionar nuestra identidad digital de forma perentoria.








Dice Nielsen: La web es una economía de la atención, donde la moneda de cambio es el tiempo de los usuarios. Y en ese sentido, para conservar nuestra "empleabilidad" será tan importante como nuestro conocimiento y experiencia, la visibilidad que consigamos para atraer la atención de nuestros clientes o empleadores.
Si además tenemos en cuenta que "la web no olvida", se hace absolutamente necesario "producir" para la red de forma que sean nuestras las primeras posiciones en los motores de búsqueda de internet, especialmente en Google.


Producir, comentar, participar, conversar, votar... ser activo en las redes sociales es el "truco" para gestionar nuestra identidad: Comprar nuestro dominio y tener la información estática sobre nosotros en  una web, nuestra sede social que actualizamos regularmente, en nuestro blog, nuestras presentaciones, nuestro portfolio de productos y servicios en Slideshare y en YouTube, nuestras opiniones y nuestros descubrimientos en los grupos de Linkedin y en Twitter... producir, producir, producir...!


Pero con la visibilidad no basta, no basta con aparecer muchas veces en internet, hay que labrarse una reputación y eso tiene que ver con crear redes, con conseguir que nos mencionen, enlacen nuestras aportaciones, nos retuiteen... hablen de nosotros. 



Entradas populares de este blog

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

La nueva madurez generativa: soy bimillenial, comparto y comprendo dos eras.