MWC cambio de hábitos y competencias digitales

Acaba el MWC 2012 al que no he podido asistir porque la entrada más barata costaba 699€, pero no me quejo... encuentro en Internet toda la información que necesito, sólo me pierdo el posible (?) networking, aunque, según me dicen, como no sepas chino....

Sencillamente utilizando Google sin demasiados refinamientos aparecen 24000 "Noticias" que comentan el evento:




Recojo las que creo que son las principales tendencias de este año, que son pocas y ninguna sorprendente:

1. Pantallas grandes y de alta definición:



2. Pagos móviles NFC (Near Field Comunications)


3. El nuevo estándar 3G/4G LTE (Long Term Evolution)
4. Smartphones baratos

Me interesa mucho más que la "cacharrería" y lo "tech", cómo están cambiando nuestros hábitos de comunicación y navegación gracias al móvil y las nuevas competencias y habilidades que la movilidad supone.





La posibilidad de llevar Internet en el bolsillo nos exige ser:


Hábiles digitalmente.
Diestros informacionalmente.
Generadores de nuevos contenidos.
Adaptables para el aprovechamiento de conocimientos, contextos y tecnología.
Capaces de desempeñarnos en multicontextos, con herramientas multidisciplinares, aprovechando la diversidad existente de multilenguajes.
Capaces de desempeñar multitareas.
Innovadores, creativos y colaborativos.
Con capacidad de desaprender lo que no sirve y aprovechar lo nuevo. 



    En cuanto a la definición de e-competencias me gusta la de
Henry Jenkins, que lleva algún tiempo pensando sobre las nuevas competencias digitales, las tres “Xs” (eXploration, eXpression, eXchange) que deben complementar a las tres “Rs” tradicionales (wRiting, Reading, aRithmetics), y escribió para la Fundación McArthur un texto imprescindible: Confronting the challenges of participatory culture: media education for the 21st century, un documento de trabajo en el que Jenkins y otros discurren sobre el aspecto de la alfabetización del siglo XXI. En el fondo, cabría hablar de cuatro grandes grupos de competencias interrelacionadas:
  1. La adquisición y apropiación de contenidos digitales mediante la navegación transmedia y mediante su manipulación, reconstrucción y reutilización consciente y responsable;
  2. La evaluación de las fuentes de las que se extraen esos mismos contenidos. El desarrollo y maduración de un juicio crítico fundamentado que sepa valorar la calidad y tendenciosidad de las fuentes consultadas;
  3. La adquisición de competencias de carácter cooperativo, de participación responsable en las redes colaborativas, de construcción conjunta de saber y conocimiento, de cognición e inteligencia distribuidas;
  4. La reintroducción de los valores del juego en el aprendizaje: el planteamiento de objetivos y metas, la concepción de estrategias, la prueba y el error, la recompensa y su contrario, la cooperación y la concurrencia.

 Dice mi socio Tomás Cascante que nada más fijo que el móvil, que llevamos pegado a nuestro cuerpo durante todo el día, que es ya una extensión de nuestra memoria hasta el punto que si lo olvidamos en algún lugar,lo perdemos o nos lo roban, perdemos toda posibilidad de conectar con alguien, imprescindible para nuestra supervivencia comunicacional porque guardamos en nuestro bolsillo, nuestro correo electrónico, nuestra cámara de fotos, nuestra cámara de vídeo, nuestro despertador, quien recuerda dónde hemos aparcado el coche, qué servicios y amigos tenemos más cerca de donde nos encontremos, nuestros juegos preferidos que compartimos con amigos lejanos.


Me interesa mucho más nuestros cambios de hábitos que hacen que prefiramos escribir un sms que llamar por teléfono, que empieza a parecernos intrusivo, que volvamos sobre nuestros pasos si olvidamos el móvil en casa, que tengamos completa sensación de aislamiento si no tenemos cobertura..., en fin que pareciera que el móvil se ha convertido en una extensión de nuestro cuerpo.


Según el estudio “The Mobile Movement” realizado por Google el pasado mes de abril en el que se analizaba una muestra de más de 5.000 usuarios de dispositivos móviles, las tres actividades que más se realizan con el smartphone son navegar por Internet, realizar búsquedas, utilizar APPs, leer el correo, acceder a los perfiles en redes sociales y la visualización de vídeos. El estudio detalla también los lugares donde más se utiliza el terminal y son el hogar, en un 93% de los casos, en movimiento o de camino a algún lugar, en un 76% y en tiendas y restaurantes en torno al 60%.

Movil usos del movil


No habla para nada de la vieja costumbre de hablar por teléfono...

Así que es muy importante que Barcelona siga siendo la sede del MWC porque es/será el móvil la herramienta fundamental de gestión de la información, comunicación y relaciones tanto en nuestro entorno laboral como en el personal.

Entradas populares de este blog

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.