Deseando un Otoño mejor


Proverbios y Cantares (fragmentos)
¿Para qué llamar caminos
a los surcos del azar?...
Todo el que camina anda,
como Jesús, sobre el mar.
Todo pasa y todo queda;
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.
No extrañéis, dulces amigos,
que esté mi frente arrugada;
yo vivo en paz con los hombres
y en guerra con mis entrañas.
Antonio Machado

Van apeteciendo las tardes de otoño, de niebla y chaqueta, disfrutando la paz del hogar en silencio, del placer de un libro entre las manos,  de la caída de la tarde y de los paseos por un bosque de hoja caduca.

Entro de lleno en el espíritu otoñal que por un lado empuja al recogimiento y por otro activa de nuevo cada una de mis células después de un verano aletargada por un calor que no cesaba.

Inicio mi temporada otoñal con un fin de semana/puente de lo más atípico.
Comienzo con una peregrinación a Collioure para ver el mar del invierno, oler mantequillas y hierbas de Provenza y celebrar mi ritual de búsqueda de la inspiración en la tumba de Machado. Una combinación estético, gastronómica, literaria que deja mi alma rebosante de alegría. Dejo que la niebla y la humedad me impregnen hasta la tristeza y la combinación es dulce e intensa.

Y al día siguiente quedo con Anna, Lluís, Nina y unos cuantos amigos  para ocupar con un millón y medio de personas más el Paseo de Gracia de Barcelona. Otra intensa emoción que  proporcionan los gritos al unísono de miles de voces, la sonrisa en la mayor parte de los rostros. Sé que a cada persona le impulsa una intención diferente al participar en una manifestación y que las diferentes fuerzas sociales intentan capitalizar o demonizar el acto. Da lo mismo. Es hermoso a veces convertirse en pueblo, levantar la vista y el brazo al cielo y desear un futuro mejor.


Entradas populares de este blog

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

La nueva madurez generativa: soy bimillenial, comparto y comprendo dos eras.