miércoles, 12 de septiembre de 2012

Golden workers y aprendizaje intergeneracional: Aprendices madurescentes

Madurescentes: Aprendices 

Hace 5 años, los directivos de BMW se dieron cuenta de que con el envejecimiento de la población en Alemania, la edad media de sus trabajadores podría saltar de 41 a 46 años en el 2017, afirma The Record.com
Lo mismo sucederá en España donde además hemos sufrido un descenso vertiginoso de las contrataciones y una creciente emigración de los menores de 30 años, que agravará este envejecimiento de las plantillas.

Por otro lado la tecnología asociada a la gestión de la información y del conocimiento se desarrolla vertiginosamente dejando a muchos de estos trabajadores obsoletos o con la perentoria necesidad de actualizar sus competencias. Así que veremos en breve a los trabajadores maduros, los "golden workers" convirtiéndose de nuevo en aprendices y seguramente teniendo como mentores a jóvenes trabajadores de la generación Y.

Esta inversión de los roles tradicionales unida a la necesidad de formación a lo largo de la vida característica del siglo XXI, resucita viejas metodologías de aprendizaje intergeneracional como el mentoring que resurgen y se potencian además gracias a Internet y las herramientas colaborativas.

El mentoring como metodología colaborativa supone el necesario puente entre generaciones en momentos en los que están conviviendo en una misma empresa hasta 4 generaciones con diferentes maneras de aprender, diferentes tecnologías de aprendizaje y diferentes formas de relacionarse. Pero ahora además será reversible... 

Planteamos escenarios de aprendizaje en los que el objeto del aprendizaje es conocimiento aplicado que se articula alrededor de un centro de interés común a todas las generaciones implicadas.

Metodológicamente hablamos de tándems o equipos en interacción presencial o virtual que se fijan objetivos concretos de aprendizaje, y se articulan en comunidades de aprendizaje colaborativo que pueden responder al formato de "banco de tiempo" o comunidad de trueque, en la que el papel docente se transforma y puede ser asumido por cada uno de los miembros de la comunidad temporalmente, pasando todos los integrantes de la comunidad de monitores a moderadores o facilitadores del aprendizaje.

Los miembros de más edad, los "golden workers" del grupo aportan sus mayores conocimientos previos, su capacidad analítica, su experiencia en el manejo de problemas y su compromiso con los valores de la marca, mientras que los miembros jóvenes aportan su fortaleza memorística, su rapidez mental para comprender nuevas situaciones o combinar nuevos hechos y su intuición tecnológica.

El Aprendizaje intergeneracional a través de comunidades de aprendizaje:


Incrementa la longevidad laboral al dar un nuevo sentido al trabajo del profesional maduro, convirtiéndolo en el transmisor del conocimiento tácito de la organización.


Proporciona oportunidades para que los mayores permanezcan como aprendices activos en el trabajo o en la comunidad mediante su experiencia e intercambio.

El aprendizaje a través de historias de vida (storytelling), recurso habitual en mentoring, se convierten en un gran recurso para el aprendizaje de los jóvenes, por cuanto el aprendizaje de la experiencia socioprofesional de los mayores puede actuar a la vez del conocimiento que ofrecen los libros o recursos materiales y son parte fundamental de la inteligencia colectiva de la organización.

Con sistemas de aprendizaje intergeneracionales se incrementa la curiosidad y el descubrimiento de nuevas realidades tanto para los jóvenes como para los mayores. Los mayores incrementan su motivación por los nuevos conocimientos y las nuevas herramientas ante la necesidad de seguir siendo activos laboral y socialmente. Los jóvenes acceden de forma natural a la memoria y el conocimiento histórico de la organización.

Gracias a la tecnología podemos superar las barreras espacio temporales y se pueden tender puentes entre las diferentes generaciones. De hecho, existen muchas experiencias de virtualización donde se está apostando por la creación de las comunidades virtuales de aprendizaje, donde todos ofrecen algo para poder igualmente aprender algo ajustado a sus necesidades.

La reversibilidad de los roles de enseñante y aprendiz facilitan y mejoran el intercambio entre jóvenes y mayores. También puede convivir en el proceso de intercambio la tutoria entre iguales y otras modalidades de asesoramiento y aprendizaje (mentoring, coachig, etc.) con independencia de quien asuma en cada momento el rol docente y el rol discente, joven o adulto.