Golden Workers y "encore careers": La segunda oportunidad

Leo una interesante entrevista a Marci Alboher en la revista americana The Big Story que corrobora mis intuiciones sobre el futuro profesional de los "babyboomers".

Reinterpreto algunas de las afirmaciones del artículo que en resumen comenta que muchos "babyboomers" de entre 50 y 60 años están iniciando la llamada "encore careers" que combina el trabajo remunerado con la finalidad social. No hablamos de voluntariado, sino de una segunda o tercera vida laboral.

El imparable incremento de la esperanza de vida hace pensar en jubilados con tres o más décadas no productivas y con ingresos irrisorios, lo que provocará la búsqueda de un trabajo remunerado a estos "golden workers" que se resisten a dejar de producir, a dejar de aportar su conocimiento y su experiencia a la sociedad.

La demografía nos alerta del envejecimiento de la población en los próximos años y de la gran cantidad de "babyboomers" que entrarán en este cambio de carrera profesional, en esta segunda oportunidad...

La generación anterior soñó con los años dorados de una jubilación de ocio, pero los babyboomers estamos creando una nueva tendencia que remite a una jubilación mucho más tardía y de "activismo social", no de ocio dorado.

Si queremos sentar las bases de esta segunda carrera profesional, debemos pensar en nuestros propios intereses, dice Merci Alboher, preguntarnos qué nos gustaría hacer que no hemos podido llevar a cabo en los últimos 20 años. Qué problema es lo suficientemente importante para nosotros como para ofrecer nuestro tiempo y nuestro talento para intentar resolverlo.

Debemos preguntar a las personas que han reinventado su vida en la madurez, cómo hicieron esa transición. Seguramente encontraremos algo que resuena en nuestro interior.

Está claro que esta segunda carrera se desarrollará mayoritariamente en campos como el cuidado de la salud, la educación, los empleos verdes, la política...

Estas nuevas carreras profesionales de la segunda parte de nuestras vidas no tienen porqué suponer una fuerte caída de los ingresos, aunque seguramente si hemos dado demasiada importancia al dinero en la primera parte de nuestra vida, ahora ya sabemos que "reconocimiento", "satisfacción", "tiempo", "felicidad", "placer", son "sueldos" tan importantes como el dinero, siempre que los ingresos nos permitan mantener el nivel de vida acorde con nuestras necesidades.

Vivimos en una sociedad en la que la discriminación por la edad es más acusada aún que la discriminación por sexo, pero vale la pena reflexionar y revisar si tal vez no poseemos las habilidades necesarias para desarrollar una actividad en el momento actual y si es así, dedicar todo nuestro esfuerzo en ponernos al día, ahora que ya sabemos que tendremos que "aprender" a lo largo de toda nuestra vida.

El sector empresarial social, las empresas que tienen una misión social aunque tengan ánimo de lucro, están creciendo de forma imparable. Tal vez es el momento de plantearse el poner en marcha tu propio negocio con finalidad social.

Muchos de los babyboomers están cansados de trabajar por cuenta ajena, ser tu propio jefe puede darte mayor control sobre tu vida, aunque trabajarás más duro que nunca.

Y si pensamos que cada día aumenta el número de "golden workers" apartados del mundo de la empresa, tal vez sea el momento de asociarse con otros, de cooperar, de buscar sinergias y complementariedades, de inventar el "coworking" en la madurez, en "coworking" para empresarios maduros independientes con una misión social.

Suena bien.






Entradas populares de este blog

#Learnability en la madurez. Aprender es el trabajo.

Contra el edadismo: Experiencia es libertad

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.